Hoy

Fragoso pierde a su hombre fuerte con la marcha de López Iglesias

vídeo

Germán López se despide de los concejales socialistas en el Pleno del viernes pasado. :: casimiro moreno

  • La negociación con la Policía Local y los Bomberos, así como el trato con la oposición son las tareas que el alcalde debe ahora adjudicar entre su equipo

La vacante se llama Primera Tenencia de Alcaldía y su contenido es el día a día de la ciudad. Es la que ha dejado Germán López para marcharse a Madrid. El alcalde, Francisco Fragoso, pierde a su hombre fuerte, la voz de su Gobierno y el encargado de las negociaciones con el resto de fuerzas políticas. Aunque no aparezca entre los cargos, se marcha el coordinador del alcalde.

Germán López se va en un momento delicado para los populares municipales. No solo por el deterioro de las relaciones con Ciudadanos, sino también por otros temas que deja empantanados.

El más urgente de todos es el acuerdo con la Policía Local por la implantación de la nueva jornada laboral. El PP quiere cerrarlo con cierta urgencia para que entre en vigor el 1 de enero. Aunque la concejala de Personal, Beatriz Villalba, está en las conversaciones, López era el concejal de Policía Local. Ahora, quien se haga cargo de este área llegará en un momento de presión por parte de los sindicatos. La misma presión de los bomberos, que también negocian mejoras salariales que denominan 'complemento de localización' y que también hablaban con Germán López. En los dos cuerpos requieren de más efectivos, pero en el Ayuntamiento, en general y a pesar de todo el personal que tienen, se quejan de la falta de trabajadores. Eso también estaba sobre su mesa.

En realidad, un primer teniente de alcalde lleva todos los asuntos antes de que el alcalde les dé el visto bueno. Es lo mismo que hacía Fragoso con Celdrán. Y que Fragoso no logró con Alberto Astorga.

Quien tome el relevo tendrá otros asuntos más dulces. Porque el Ayuntamiento acaba de lograr la cantidad máxima de los fondos europeos Dusi. Son 15 millones de euros para invertir y, aunque las líneas generales estaban en la candidatura, ahora es el momento de empezar a pensar en qué se invierte todo ese dinero. Aunque la decisión final siempre dependa de Fragoso, el primer teniente de alcalde tiene que agilizar las reuniones. Los alcaldes, en general, tienen una agenda pública muy intensa que les impide estar en reuniones diarias con funcionarios municipales. Eso es lo que hace un primer teniente de alcalde.

El futuro ocupante de la plaza tendrá también que incentivar la rehabilitación del Campillo y continuar las negociaciones para confirmar el cambio de ubicación del proyecto de la piscina de la margen derecha a la avenida Díaz Ambrona.

Estos son solo algunos de los asuntos más importantes que deja sobre la mesa Germán López, quien, además, estaba desempeñando una concejalía que no aparece en los organigramas pero que es la más importante en gobiernos de mayoría simple. Es la Concejalía de la Negociación. Ciudadanos, Podemos y PSOE han valorado esta semana su marcha como la de quien ha estado pendiente de ellos. 'La reina del tablero de ajedrez', en palabras del portavoz de Podemos, Remigio Cordero.

Dos veces por semana

El portavoz socialista, Ricardo Cabezas, explicó que les ha llamado dos veces por semana, aproximadamente, para preguntarles por asuntos municipales y charlar. Con Podemos ha mantenido también un estrecho contacto, aunque es con Ciudadanos con quien ha tenido que lidiar. Su portavoz, Luis García Borruel, lleva ya más de un mes repitiendo que rompía las relaciones con el PP. Dice sentirse engañado y asegura que no han cumplido los acuerdos. Esta es la tarea que más requiere el alcalde, la de alguien que trate directamente con la oposición y llegue a acuerdos con ellos. Al estar en mayoría simple, el PP requiere pactar los asuntos antes de llevarlos a Pleno con al menos uno de los partidos de la oposición. Hasta ahora, los más importantes han sido consensuados con Ciudadanos, pero también han salido adelante temas con el apoyo de Podemos.

El próximo gran acuerdo debe ser el de los presupuestos municipales. El alcalde ya ha pedido públicamente al PSOE su apoyo, dado que Ciudadanos ha destacado en las últimas semanas que no se quiere sentar a negociar y con Podemos le separan diferencias ideológicas que considera insalvables, como la remunicipalización de los servicios de agua y limpieza. De todas maneras, si el acuerdo no llegara, el Ayuntamiento podría prorrogar las cuentas, algo que ya hizo en 2015.

Hasta que esa figura de 'negociador' se defina de nuevo, Fragoso insiste en su voluntad de diálogo con el resto de partidos igual que durante el último año y medio.

Es la segunda vez desde 1995 que Germán López deja su acta de edil en el Gobierno local para asumir otras responsabilidades políticas. Lo hizo en 2012 para tomar el relevo a Alejandro Ramírez del Molino en la Delegación del Gobierno. López compartía entonces el peso con Fragoso, dado que Celdrán estaba ya prácticamente dedicado a cuestiones protocolarias. Entonces el veterano alcalde le restó importancia a su marcha e insistió en que nadie es indispensable.