Hoy

Los sindicatos de la Policía Nacional urgen a López Iglesias a rodearse de buenos profesionales

  • "Estamos para sumar y ofrecer toda nuestra disposición a colaborar", señala el portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Ramón Cosío

Los tres principales sindicatos de la Policía Nacional -SUP, UFP y CEP- ofrecen a Germán López Iglesias, nuevo director general del cuerpo, su colaboración para afrontar los "graves problemas" que arrastra la institución, por lo que le urgen a que se rodee y asesore de buenos profesionales.

"Estamos para sumar y ofrecer toda nuestra disposición a colaborar", señala a Efe el portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), Ramón Cosío, quien da "un voto de confianza lógico" a López Iglesias como nuevo director de una institución que ha sido "todo un caos" en los últimos años.

Cosío lamenta que el perfil elegido por el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, al frente de la Policía sea político y no técnico, pues el mayor problema que ha padecido el cuerpo estos años es precisamente su "politización".

Al igual que el SUP, el portavoz de la Unión Federal de Policía (UFP), José María Benito, señala a Efe que el nombramiento de un nuevo Director Adjunto Operativo (DAO) y la renovación de la junta de Gobierno serán los retos inmediatos que debe acometer López.

"Le deseo toda la suerte. Tiene por delante resolver grandes problemas", asegura Benito antes de pedir al nuevo director que dialogue y colabore con las organizaciones sindicales.

Desde la Confederación Española de Policías (CEP), sindicato que apostaba por la continuación de Ignacio Cosidó como director, su portavoz, Antonio Labrado, lamenta que el nuevo responsable no haya empezado con buen pie al decir públicamente que "hay que sentarse y enterarse de cómo está la situación".

"Hay que venir con los deberes hechos y empezar a trabajar desde ya, asesorado por buenos profesionales", asegura Labrado, antes de pedirle que elija "a los mejores" para asumir responsabilidades en el cuerpo, donde hay policías "muy preparados y capaces".

De la elección de un nuevo DAO y de la renovación de la junta de Gobierno dependerá, en opinión de los sindicatos, el cambio de rumbo a la Policía que en los últimos meses se ha visto envuelta en la polémica por las acusaciones de supuesto uso partidista para que actuara teledirigida contra formaciones independentistas y Podemos.

O después de que algunos altos mandos (la mayor parte ya jubilados) hayan destapado públicamente su pugna interna, incluso hasta llegar a los tribunales.

Fuera de estos "lastres", no son pocos los desafíos que tiene la Polciái en materia estrictamente profesional como el debate sobre la implantación de la nueva jornada laboral, la reflexión sobre un nuevo modelo policial y el aumento de efectivos humanos y materiales.