CÁCERES

Vara sobre el Eroski: «Estoy trabajando en silencio para buscar alternativas»

Elena Nevado y Guillermo Fernández Vara hablando ayer en el campus universitario. :: lorenzo cordero/
Elena Nevado y Guillermo Fernández Vara hablando ayer en el campus universitario. :: lorenzo cordero

El presidente coincidió en un acto con la alcaldesa cacereña ayer y dijo que «pasa de reproches», en referencia a las críticas vertidas por Nevado

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

La alcaldesa de Cáceres y el presidente de la Junta de Extremadura coincidieron ayer después de las críticas que la primera edil de la ciudad ha vertido sobre Guillermo Fernández Vara con motivo del cierre del Eroski de Ruta de la Plata.

El pasado lunes Elena Nevado reprochó a la Junta que no haya hecho nada para evitar el cese de actividad del hipermecado en la ciudad y que no se haya pronunciado sobre el asunto. «Si yo fuera el director general de Comercio, ya me habría sentado con Eroski y hubiera intentado darle una solución», dijo.

Las palabras de Nevado tuvieron respuesta ayer por la tarde. «Me gusta mucho trabajar en silencio y estoy haciéndolo desde el minuto uno buscando alternativas. Paso tanto de los reproches que estoy dispuesto a hablar en todo momento y así se lo he trasladado», afirmó Vara ayer por la tarde.

Más información

Eso lo dijo justo después de mantener una breve conversación con Elena Nevado a las cinco de la tarde en el campus universitario. Ambos participaron en el acto inaugural del I Congreso Internacional de Campus Digitales en Educación Superior, que se celebra en la capital cacereña.

«Hay que intentar buscar una solución de manera coordinada. A nosotros no nos han puesto aquí para tener reproches y confrontaciones. Nos han puesto aquí para solucionar problemas. Por eso lo que intentaré será encontrar una alternativa lo antes posible».

Sobre los nuevos negocios que previsiblemente se instalarán en el espacio que dejará libre el hipermercado antes de final de año, no aportó ningún detalle. Son 10.000 metros cuadrados a los que se prevé que lleguen nuevas firmas de alimentación, moda y electrónica.

Tras la venta de la parte de Eroski a la gestora internacional ASG, es ésta la dueña del 100% del recinto y siguen negociando con diferentes operadores y marcas para que se instalen en la ciudad.

Eso supondrá nuevos puestos trabajo y Nevado espera que puedan ofrecerse a aquellas personas que han trabajado en ese establecimiento y que perderán su empleo. La mayoría tienen entre 40 y 50 años y algunos llevan toda su vida laboral en este hipermercado.

Reuniones con empleados

Guillermo Fernández Vara sí aludió a los 90 trabajadores que se verán afectados por el cierre de Eroski. Aclaró que no tiene «ningún inconveniente» en reunirse con ellos si se lo piden. «Yo recibo a todo el mundo», añadió.

No contempla la posibilidad de que no haya una alternativa al espacio que deja libre Eroski. «Todo el mundo entiende que una ciudad de cien mil habitantes no puede quedarse en esa situación, ya no solo por los trabajadores, sino también por el papel que presta a la ciudadanía».

Matizó que lo que hay que intentar es buscar una solución para que no lleguen a ser desempleados, sino que alguien pueda hacerse cargo de ese espacio. Por eso invita a todos los implicados a «hablar sin dar tres cuartos al pregonero y a trabajar con serenidad y tranquilidad».

Precisamente para que eso no suceda y con el objetivo de reducir el número de despidos, ayer continuaron las reuniones que responsables de la cadena vasca están manteniendo con los empleados de Cáceres. Tal y como avanzó este diario el objetivo de esos encuentros que duran aproximadamente 15 minutos es ofertarles vacantes disponibles del grupo Eroski en otras ciudades.

A ellos están acudiendo los 65 empleados cooperativistas que tienen participaciones del grupo vasco desde el año 2012 y los restantes que mantienen una relación contractual con la empresa.

En cuanto a la intención de trabajar en otras provincias, el sindicato Fetico (Federación de Trabajadores Independientes de Comercio), que estará presente en las mesas de negociación de las condiciones del Expediente de Regulación de Empleo (ERE), apunta a que «el sentir general entre los trabajadores del Eroski de Cáceres es no moverse de la región extremeña».