El cierre de Eroski perjudica a las acciones solidarias

Juan Carlos Fernández Rincón, presidente del Banco de Alimentos de Cáceres, lamenta el cierre de Eroski por las consecuencias que tiene sobre el empleo, pero también por la estrecha colaboración que esta firma comercial ha tenido con ellos durante muchos años. Campañas como la Gran Recogida de Alimentos tienen como sede los recintos comerciales. «Espero que continúen abiertos para la próxima recogida, el último fin de semana de noviembre», apunta. Fernández Rincón asegura que tiene pendiente una reunión con el gerente para poder acceder a las ofertas que se han anunciado y conseguir víveres que engrosen sus fondos a un precio competitivo.