La delegada del Gobierno tacha de «chiquillada» lo ocurrido en Villanueva y descarta el sabotaje

Estación de tren de Villanueva de la Serena. En detalle, uno de los neumáticos lanzado a la vía, el pasado 3 de enero. / HOY

Los jóvenes colocaron supuestamente durante varios días objetos como piedras, tablas, un carro de la compra e incluso unos neumáticos

EUROPA PRESS

La delegada del Gobierno en Extremadura, Yolanda García Seco, ha desvinculado lo ocurrido en las vías del ferrocarril en el municipio pacense de Villanueva de la Serena de un acto de sabotaje, y lo atribuye a «vandalismo» llevado a cabo por once menores que ya han sido identificados, y a los que se les impondrán las «medidas disciplinarias que el juez estime oportunas».

García Seco ha explicado que la Policía Local estaba vigilando la zona tras el conocimiento de que este grupo de chavales estaba poniendo piedras en la vía. «Es probablemente una chiquillada que podría haber tenido malas consecuencias», ha dicho la responsable gubernamental que ha añadido que, «afortunadamente», ha sido «un acto de vandalismo que se ha podido evitar y que no ha causado ningún tipo de daño».

«Como saben hay otros casos que se están investigando y esperemos que esto finalice cuanto antes y que no haya más casos y que todo el mundo vuelva a la normalidad porque el accidente de Torrijos no fue nada agradable, fue algo intencionado, y pudo causar víctimas mortales, por tanto esperemos que no vuelva a haber ningún tipo de incidentes«, ha expresado la delegada en declaraciones a los medios antes de asistir en Cáceres a la toma de posesión del nuevo presidente de la Audiencia Provincial de Badajoz, Luis Romualdo Hernández Díaz-Ambrona.

García Seco ha relatado que la Policía Local ha identificado a estos once menores de la localidad pacense de Villanueva de la Serena y ahora la Guardia Civil debe interrogarlos y tratar de esclarecer los hechos para ver si son o no culpables y se pondrán las diligencias en conocimiento de la Fiscalía de Menores.

En concreto, los jóvenes colocaron supuestamente durante varios días objetos como piedras, tablas, un carro de la compra e incluso unos neumáticos a los cuales les prendieron fuego, provocando con ello la parada del tren durante un tiempo prolongado, según ha informado el Ayuntamiento de Villanueva de la Serena.

Ante esta situación, la Policía Local retiró los objetos, restituyó el tráfico ferroviario e inició un turno de vigilancia en dicho tramo sorprendiendo el pasado 3 de enero a un grupo de menores que «se disponían a realizar un nuevo acto vandálico», en este caso acumulando neumáticos y portando un recipiente de líquido inflamable mientras otro grupo vigilaba desde un puente, la llegada del tren.

De este modo, los once menores, en su mayoría de 14 años de edad, fueron identificados y reconocieron los hechos indicando, además, a uno de los individuos como el inductor de dichos actos.

Asimismo, el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) ha presentado una denuncia sobre estos hechos en Córdoba y dará cuenta de dichas actuaciones a la Guardia Civil para que continúen el procedimiento establecido.

Concretamente, la Guardia Civil investiga los hechos relacionados con la quema de un neumático el pasado 2 de enero en el kilómetro 395,700 de la vía férrea Madrid- Badajoz, término municipal de Villanueva de la Serena, y que provocó que el convoy número 18330 procedente de Alcazar de San Juan (Ciudad Real), se detuviera durante unos quince minutos.

Más información