Adif presentará una denuncia tras el sabotaje de Torrijos por «grave riesgo para la circulación»

Momentos posteriores al descarrilamiento del Media Distancia Zafra-Madrid en Torrijos:: EFE/
Momentos posteriores al descarrilamiento del Media Distancia Zafra-Madrid en Torrijos:: EFE

Renfe se sumará a la denuncia de Adif por sabotaje tras el descarrilamiento del tren Madrid-Zafra en Torrijos

AGENCIAS

El descarrilamiento de un tren en Torrijos se debió a la colocación «intencionada» de un fragmento de carril, de unos 70 centímetros de longitud, en la caja de la vía, según ha explicado el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), que ya ha anunciado que presentará una denuncia por estos hechos.

En concreto, Adif considera que esta intencionalidad constituye un presunto delito de grave riesgo para la circulación, pues, según han recordado, el tren circulaba a unos 150 kilómetros por hora, conforme a los límites de velocidad establecidos para ese punto ferroviario.

El descarrilamiento del tren, que cubría la línea Zafra-Madrid, se produjo, sin vuelco, a unos 500 metros de la estación de Torrijos (Toledo).

A través de un comunicado de prensa, Adif ha afirmado que esta incidencia se debió «a la colocación de un fragmento de carril-barra de acero laminado con forma de seta cuya función básica es la sustentación y el guiado de los trenes- de unos 70 centímetros de longitud en la caja de la vía».

Por ello, Adif ha anunciado que interpondrá una denuncia ante la Guardia Civil de Torrijos por un presunto delito de creación de grave riesgo para la circulación ferroviaria. Por su parte, Renfe ha anunciado que se va a sumar a la denuncia interpuesta por Adif ante la Guardia Civil por un presunto delito contra la seguridad ferroviaria.

«Existen evidencias de que dicho fragmento se colocó intencionadamente en el contracarril de un cruzamiento, aparato que permite la bifurcación de una vía», han explicado desde Adif.

De este modo, y al paso del tren, «el fragmento hizo un efecto de cuña sobre los raíles, provocando su rotura y el consiguiente descarrilamiento del primer eje del tren».

Adif ya presentó una denuncia por unos hechos similares ocurridos el pasado 7 de enero en las proximidades de la estación de Torrijos, cuando se detectó la presencia de una traviesa de madera y objetos metálicos en la caja de la vía, y que pudieron ser retirados antes de que se produjeran mayores consecuencias.

Asimismo, en las últimas semanas se han registrado daños intencionados sobre las instalaciones del paso a nivel con barreras que se encuentra próximo a la estación, los cuales ya han sido reparados por el personal de Adif.

Igualmente, Renfe asegura que ha «detectado algunos actos vandálicos en las infraestructuras»,, como el del pasado día 2 de enero, a las 21,25 horas, cuando un maquinista tuvo que sofocar un incendio en las vías provocado por la quema de neumáticos.