Hoy

El negocio de ‘Juego de Tronos’

vídeo

/ A. Méndez

  • El rodaje repercute en la economía local: Curtidos Márquez ha vendido cien pares de botas y Autocares Gil transporta al equipo a Los Barruecos

Las cifras que acompañan a ‘Juego de Tronos’, la superproducción de la HBO que estos días rueda en Malpartida de Cáceres, son abrumadoras: su primera temporada costó entre 50 y 60 millones de dólares, 170 países estrenan de forma simultánea cada curso las nuevas entregas, es la serie más descargada del mundo y también la más galardonada de la televisión estadounidense con 38 premios Emmy.

A escala local, el desembarco de ‘Juego de Tronos’ en la provincia también deja datos que permiten hacerse una idea de su repercusión en la economía más doméstica. El sector hotelero es uno de los grandes beneficiados al alojar durante algo más de un mes a 500 integrantes del equipo, desde actores y productores hasta cámaras y maquilladores. Pero hay otros sectores en los que también repercute un rodaje de esta envergadura. Grúas Eugenio se ha encargado de suministrar a la productora todo lo necesario para montar el campamento base instalado en el Barrueco de Arriba: desde los baños portátiles hasta los generadores de luz, duchas y plataformas aéreas para tomar imágenes del rodaje desde las alturas.

Mientras tanto, la empresa Autocares Gil ha sido la elegida para trasladar en sus vehículos a diario a los extras y a los miembros del equipo que hay repartidos por diferentes hoteles de la ciudad hasta la zona de grabación. Y en Curtidos Márquez, la tienda especializada en artículos de equitación del barrio de Moctezuma, no se han visto en otra igual. Llevan vendidas cien botas camperas (a partir de 120 euros el par) para actores y para los especialistas encargados de participar en las escenas ecuestres que estos días se pueden ver en el Barrueco de Arriba, con Jaime Lannister (Nikolaj Coster-Waldau) y Jeromy Flynn (Bronn) al frente del reparto.

Para Grúas Eugenio, empresa de origen placentino con oficinas y naves en el Polígono de las Capellanías, no es su primer rodaje. La firma cuenta con un departamento especializado en cine desde hace cuatro años. Al frente de esta área se encuentra Diego Hernández. Cuando llegó la crisis de la construcción a España, detalla Hernández, la empresa buscó una alternativa de negocio en Marruecos, en el sector de las termosolares. Allí les surgió la posibilidad de participar en la grabación de ‘Reina del desierto’, protagonizada por Nicole Kidman. Después, añade, llegaron otros títulos como ‘Misión imposible 5’, ‘El Francotirador’ y ‘Prision Break’. Poco a poco, la empresa se ha ido especializando en el sector hasta hacerse un hueco propio. También ha trabajado para ‘La Catedral del Mar’ y ‘Still Star-Crossed’, las dos series que han rodado este año en la Ciudad Monumental de Cáceres.

El encargo de ‘Juego de Tronos’ no sólo ha incluido grúas de gran tonelaje y plataformas para las cámaras. Grúas Eugenio ha proporcionado radiadores, carpas, baños portátiles, duchas, depósitos de agua y generadores de luz. No hay que olvidar que el lugar elegido por la serie en el Barrueco de Arriba para rodar es un paraje protegido, donde no hay nada más que naturaleza en estado puro.

En estos momentos, detalla Diego Hernández, hay siete empleados de la empresa destinados en Malpartida de Cáceres. «Gracias a ‘Juego de Tronos’ nuestra facturación va a crecer un 25 por ciento este mes», valora desde las Capellanías.

«Una serie de este tipo dinamiza la economía. Está dejando dinero por todos lados», señala Gonzalo Gil, al frente de la empresa Autocares Gil. Es la firma de transporte encargada de trasladar hasta la grabación a los extras, a los especialistas y a los diferentes trabajadores de la serie que están alojados en los hoteles de la ciudad. Actores y productores suelen llegar al rodaje en furgonetas o coches con los cristales tintados.

El número de autobuses destinados al traslado del equipo de ‘Juego de Tronos’ varía cada día. Ayer, por ejemplo, fueron seis por la mañana y otros seis por la tarde. «La repercusión para la empresa es buena porque estamos facturando más en una temporada que suele ser baja para nosotros», apostilla Gonzalo Gil. En el caso de los figurantes, los autobuses los recogen en una de las naves alquiladas por la serie en el polígono industrial de Malpartida. Para el resto de trabajadores se organizan rutas por los hoteles. Autocares Gil ha reforzado la plantilla para poder atender a esta demanda extra con tres conductores.

En Curtidos Márquez están viviendo su particular agosto gracias a la serie. Se han convertido en los proveedores de botas camperas de ‘Juego de Tronos’. Su propietario, Vicente Márquez, calcula que ha despachado un centenar de pares. «No ha parado de venir gente», señala con desparpajo. Tanto es así que se han visto obligados a hacer pedidos a Valverde del Camino (Huelva) -municipio famoso por la fabricación de calzado- para reponer existencias. Aquellos que lo prefieren también pueden encargarles botas a medida, que la propia familia Márquez fabrica. «Algún ‘descuentillo’ les hacemos», confiesa el empresario de la calle Caupolicán, que ha despachado, además, alguna que otra montura para la serie.