Renfe cambiará la mitad de los motores de su flota de trenes en Extremadura

Eduardo Villar, coordinador ferroviario, en su despacho. :: HOY/
Eduardo Villar, coordinador ferroviario, en su despacho. :: HOY

Eduardo Villar, coordinador del sistema ferroviario de Extremadura: «Lo que ocurrió el día 1 de enero fue horroroso, pero estamos mejorando»

Pablo Calvo
PABLO CALVOCáceres

Eduardo Villar fue nombrado en noviembre coordinador del sistema ferroviario de Extremadura. Lleva 34 años en Renfe, donde comenzó cargando sacos de arena en las locomotoras antes de ser también maquinista, entre otra media docena de ocupaciones. «Me está costando mucho arrancar. Sabía que iba a ser complicado, de luchar trinchera a trinchera, pero lo que no me gusta es empezar así, apagando fuegos. Yo venía a aunar voluntades y me he encontrado con un fase destructiva», asegura. Pese a esta reflexión, defiende que el tren en Extremadura ya está mejorando con las medidas puestas en marcha.

–El día 1 se averiaron tres trenes en el mismo trayecto, Badajoz-Madrid. ¿Cómo es posible?

–La situación de mantenimiento de los trenes deja mucho que desear, pero se han puesto en marcha planes de acción que han surtido efecto y surtirán más cuanto más meses le demos. Todo el cambio de motores se tiene que ir notando y de hecho en la estadística de incidencias hemos bajado de siete en octubre, a dos en noviembre y cero en diciembre, pero empiezas el año y se te caen tres trenes...

–La solución de poner un mecánico no ha sido bien recibida.

–Es un esfuerzo más, también económico. No es que los trenes estén tan hechos polvo que deban ir con mecánico, como se ha dicho, pero es una solución paliativa más y de refuerzo. Me da pena que se diga que es un insulto. La serie 599 también funcionan en Galicia, Valencia, Sevilla y Salamanca, pero el único punto de España donde va un mecánico es en Extremadura, pues vamos a agradecerlo.

–Ya iban en los más 'sensible'. ¿Qué se entiende por sensible?

–En principio, solo se acompañaban en dos trenes los viernes y dos el domingo en el Huelva-Madrid, la ida y el retorno, porque son nueve horas y el perfil extremeño de sube y baja agota la maquinaria. Ahora se acompañan todos los trenes largos.

–¿La avería de Navalmoral se hubiera solucionado con un mecánico a bordo?

–No lo puedo decir, cuando termine la investigación abierta lo sabremos. Habrá averías que no se puedan solucionar así, lo suyo es que todos los trenes vayan a la perfección y aumentar los niveles de fiabilidad.

Noticias relacionadas

–¿Se mantiene la previsión de incorporación de los 599?

–Sí, tres más en marzo y otros tres en mayo.

–¿No se puede adelantar?

–Si se puede, lo haremos porque los 599 tienen mayor fiabilidad que los 598, pero de momento seguimos con ese plan.

- El incidente de Navalmoral se agravó por su mala gestión. No se utilizó un 599 cuando se averió en Mérida y luego se decidió sacar el tren de la estación de Navalmoral. ¿Puede explicar esas decisiones?

- A toro pasado todos podemos opinar. Efectivamente, el vehículo de reserva que hay en Mérida es un 598, y el 599 de reserva está en Badajoz, porque es inicio y final de trayecto. Como se rompió de camino a Mérida, tuvimos que tirar del 598; hay quien dice que se podía haber usado el 599 que iba a Villanueva de la Serena, pero ya estaba de camino por 10 o 15 minutos. En cuanto a la decisión de sacarlo de Navalmoral, eso es motivo de la investigación del suceso porque es el momento crítico que sacas el tren y sin embargo se te queda en la vía a los 2.000 metros.

–¿Esa decisión llega hasta el coordinador?

–Yo no tomo decisiones de ese tipo, en la investigación veremos la cadena de mando que hubo para tomar esa decisión.

–¿El cambio de motores qué alcance va a tener?

–Se van a cambiar 40 motores, la mitad de los que hay actualmente. Cada tren tiene cuatro motores y cambiamos una media de dos motores por mes. Vale un dinero, unos 40.000 euros cada cambio de los motores del 598.

–¿La estadística de incidencias es superior en Extremadura que en otras zonas de España?

–La fiabilidad de la alta velocidad es muy diferente, claro. En cuanto a los tramos que se operan con diésel en España, todos deben tener el mismo número de incidencias. Los 598 siguen operando también en otros sitios, eso sí, el calor que hace en Extremadura no lo hace en Galicia. Por eso se están sustituyendo por los 599. Cuando en marzo tengamos los otros tres, podremos decir que todos los viajes de más de 300 kilómetros se harán con esta serie, y el 80% del total de viajes.

–¿El 599 es el tren más moderno que puede circular por las vías extremeñas?

–El más moderno es un 599 que tiene 10 años de antigüedad. Más fiable es el Talgo que va remolcado por una 334. Hay que distinguir entre la locomotora y el tren, que debe tener 20 años, pero fue remodelado por completo y ahora el vagón es como el del Alvia.

–En línea convencional, ¿no hay otras máquinas más avanzadas en el mercado?

–Sí las habrá, pero lo que pasa es que llevamos sin comprar trenes desde 2006. Ahora por fin va a salir un macroconcurso de compra de trenes y se comprarán trenes diésel más fiables, más rápidos, más de todo.

–¿En diciembre no hubo incidencias?

- Ninguna. Incidencia derivada de material. Otra cosa es que pueda haber habido algún problema en una estación que ocasione un retraso, pero la puntualidad también ha mejorado un 5% en los últimos tres meses. Estamos haciendo los deberes.

–Pero ha habido más motivos, falta de gasoil, ausencia de maquinista, ¿cómo es posible?

–Lo que puedo decir es que igual que hemos heredado una situación calamitosa en el mantenimiento de material, hemos heredado también una situación de falta de personal del Gobierno anterior. Desde que quieres hacer un maquinista hasta que lo tienes pilotando pasan 18 meses, y sí es cierto que el Cáceres-Sevilla se suprimió varias veces por falta de maquinista. Ya está subsanado el problema.

- ¿Renfe no tiene suficientes maquinistas?

- Bueno, constantemente se están sacando convocatorias de formación de nuevos maquinistas. Se puede decir que hay un déficit.

–¿Alguna novedad de la alta velocidad?

–Una de mis funciones fundamentales es que todas las actuaciones lesionen lo menos posible el servicio ferroviario. Si todo va bien, en los próximos meses tendremos un corte de vía de unas tres semanas en Torrijos, porque allí tenemos limitaciones de velocidad. Cortar la vía y hacer el servicio por carretera es complejo, hay que procurar que incida lo menos posible en el viajero. Este corte en concreto es en la línea convencional, pero vendrán otros motivados por la alta velocidad.

–¿Cuándo se va a producir?

–Adif nos debe decir aún si será antes o después de Semana Santa.

–¿Acercará el viaje a Madrid?

–Si todo va bien, esperamos hacer un reajuste horario de todos los trenes de Extremadura, que también afectará al corredor de Puertollano: el que menos ganará 10 minutos y el que más 30. Será algo palpable por el público y al fin podrán decir parece que sí están haciendo algo.

–¿Llega la inquietud por parte del personal de Renfe ante la sucesión de episodios de averías?

–Los ferroviarios son también una víctima de todo este proceso, lo viven en sus carnes y han vivido el deterioro de las infraestructuras, del material y del servicio en general. El público carga contra el personal que tiene delante. Para ellos es duro y estamos previendo acciones para el personal de Extremadura en este aspecto. Yo soy usuario del tren y sé lo que se respira.

–¿Utiliza mucho el tren, ha tenido problemas?

–Lo suelo coger de Mérida a Madrid y vuelta al menos una vez al mes desde hace diez años, y solo una vez llegué con dos horas de retraso. Sí los hay más frecuentes de 15, 20 minutos. El usuario habitual del tren sabe que no se avería tanto, pero hay gente que ya ni se lo plantea porque se ha asustado. Lo del día 1 de enero fue horroroso, pero estamos mejorando. Espero que la gente lo perciba pronto.

- ¿Fue un error eliminar en 2010 el Talgo que antes incluso permitía viajar directo a Barcelona?

- Era un Arco, pero funcionaba bien. No voy a entrar hoy a valorarlo, pero indudablemente un tren Badajoz-Barcelona sin transbordo en Alcázar de San Juan mejoraría el servicio y lo cogería más gente. Está en estudio de viabilidad económica por parte de Renfe.

–¿Se pueden mejorar más los horarios?

-Está en estudio otro rediseño, los horarios actuales vienen desde el 2012. Me encantaría poner más frecuencia, pero depende de la demanda de viajeros. Se habla mucho del corredor con Madrid, pero ahora mismo el corredor del Guadiana (Badajoz-Villanueva-Castuera), funciona muy bien de viajeros.

–¿Comprende el enfado de los ciudadanos?

–Lo comprendo absolutamente porque Extremadura se ha quedado atrás. Otras comunidades han tenido la suerte que con la línea de alta velocidad se han beneficiado, Cuenca gracias al AVE de Valencia, Puertollano gracias al de Sevilla, ..., pero Extremadura ni ha llegado el AVE y se ha abandonado el convencional. Creo que en 1988, por ejemplo, se hacían mejores tiempos de viaje.

–¿El Pacto del Ferrocarril sigue siendo útil?

–Se ha debilitado la fuerza que tiene el Pacto, que es todos juntos en la misma dirección. Otra labor más que tengo es intentar convencerlos para que vuelvan. Para eso, primero tengo que hacer mi trabajo y propiciar el ambiente adecuado. Estoy convencido de que volverán cuando vean que hay resultados. El Pacto por supuesto que ha tenido resultados.