El paro baja en noviembre en 1.174 personas, la mitad de ellas sin empleo anterior

Usuarios esperando en una oficina del Sexpe en Cáceres. :: lorenzo cordero/
Usuarios esperando en una oficina del Sexpe en Cáceres. :: lorenzo cordero

El número de afiliados a la Seguridad Social creció el mes pasado en 269 trabajadores en la región mientras que bajó en el conjunto del país

LUIS EXPÓSITO | REDACCIÓN

Desde hace unos años, los meses de noviembre son un misterio para el empleo. En teoría el paro debería subir siempre en esta época del año, pero últimamente baja. El undécimo mes de 2018 no ha sido una excepción, con 1.174 extremeños menos en la cola del Sexpe. La bajada porcentual, del 1,12%, es superior a la media nacional, del 0,06%, según los datos publicados ayer por el Ministerio de Trabajo.

La estacionalidad del mercado laboral español (y por tanto también el extremeño) hace que el paro empiece a subir todos los años en agosto hasta la primavera siguiente, cuando la agricultura y la industria que lleva aparejada hacen cambiar el ciclo. Solo la campaña navideña solía alterar esta dinámica.

Sin embargo, desde hace unos años, noviembre se escapa a esa tendencia. De hecho, ha bajado en este mes en cuatro de los último cinco años. Se da la circunstancia además de que en esta ocasión prácticamente la mitad del descenso del paro (665 extremeños) se la haya llevado el colectivo sin empleo anterior.

Con este descenso, la región rompe con tres meses de subida tras el aumento de 2.957 de octubre, 3.640 de septiembre y los 1.528 en agosto.

La Junta destaca que casi el 100% del Trabajo creado ha sido ocupado por mujeres

Varias son las posibles explicaciones a este fenómeno. Una de las más recurrentes es que cada año se adelanta más la campaña navideña gracias entre otros factores al Black Friday, lo que explicaría que el otro sector más beneficiado es el de los servicios, con 660 desempleados menos. Otro de los argumentos que se suelen exponer es el empleo público, entran en vigor planes de empleo que no se solapan exactamente con los que acaban de finalizar, lo que explicaría el descenso. Esta teoría se ve reforzada con la reducción del número de parados sin experiencia laboral.

Sea como fuere, a cierre de noviembre había 104.070 desempleados en Extremadura, que son 10.091 menos de los que estaban registrados doce meses antes. El descenso porcentual es del 8,84%, superior al de la media nacional, que es del 6,37%. Además del colectivo sin empleo anterior y los servicios, el paro también bajó en la industria, con 119 desempleados menos. Sin embargo, subió en agricultura, (107 parados más) y en la construcción (103).

Asimismo, en noviembre se firmaron 55.776 contratos en la comunidad extremeña, lo que supone un descenso de 7.965 (-12,53%) respecto al mes anterior. De ellos, 53.154 fueron temporales y 2.622 indefinidos.

La afiliación a la Seguridad Social también deja buenas noticias, pero más moderadas. Aunque el número de cotizantes bajó en el conjunto de España, creció en lo que respecta a Extremadura. Son 269 trabajadores más en noviembre, lo que representa un aumento del 0,07%.

Con ellos la región registró en noviembre 392.908 afiliados, lo que supone 7.314 más que hace un año, y un incremento del 1,90%.

El secretario general de Empleo, Javier Luna, valoró la incorporación de noviembre a los meses positivos para el empleo en Extremadura con una bajada del paro que afecta fundamentalmente a las mujeres, ya que «prácticamente el cien por cien del empleo creado ha sido para mujeres».

Noviembre ha sido un mes «muy positivo» para el empleo de las mujeres, pero también para los menores de 30 años, colectivo entre los que el desempleo disminuye en 894 personas, y por lo tanto «es un empleo de mujer joven con formación media superior», afirmó el secretario general de Empleo, quien destacó también la bajada sistemática del paro de larga duración.

Por su parte, el PP de Extremadura consideró que parte del descenso del paro en noviembre en la región se debe al «empleo electoral» que crea la Junta de Extremadura a través de su Plan de Empleo Social, en el que «el salario es miserable y el subsidio posterior también lo es».

Así lo destacó la popular María Ángeles Muñoz, que señaló que la «realidad de la situación del paro registrado en noviembre» en Extremadura es que hay «900 parados en un limbo y 200 contratados por el plan público que acabará ahora y después de las elecciones».

Muñoz alertó de que según los datos de noviembre, «hay 900 exparados que no tienen empleo», por lo que se preguntó: «¿Qué ha pasado con estos 900 exparados que no están ocupados?», a lo que respondió que se trata de un «empleo electoral».

Más información

Desde Podemos, Irene de Miguel lamentó que «la precariedad y la temporalidad» definan el empleo en la región, y calificó de desagradable que el Gobierno regional «juegue con el pan de la gente al anunciar falsas ilusiones» de puestos de trabajo. De esta forma, De Miguel se refirió al proyecto 'Elysium City', que el lunes presentó la firma Cora Alpha y que, planeado sobre una superficie de 1.200 hectáreas en Castilblanco, prevé entre 40.000 y 50.000 empleos.

Inconsistencia

El sindicato CC OO de Extremadura lamentó la inconsistencia de bajada del paro, que queda empañada al no estar acompañada en una subida similar de la afiliación a la Seguridad Social. En nota de prensa, CC OO señala que la bajada del paro «en principio parecería un dato positivo», sin embargo, la subida de la afiliación a la Seguridad Social creció solo en 269 personas, por lo que el sindicato considera que «ese descenso del desempleo no se puede achacar exclusivamente a creación real de puestos de trabajo».

María José Ladera (UGT) valoró por su parte la caída del paro, especialmente entre las mujeres. Según Ladera es el mejor dato de noviembre de los últimos tres años, y subrayó que han sido las mujeres las que se han visto beneficiadas por el descenso del paro, ya que hay 1.179 desempleadas menos, según un comunicado de UGT.

Otra cuestión que destacó es la edad de las personas que han encontrado empleo durante este mes, que está en el tramo de los 16 a los 30 años, y que hayan encontrado empleo personas con nivel formativo universitario. Las cifras de paro más elevadas, tanto en hombres como en mujeres, están entre los mayores de 45 años, precisó UGT.

Finalmente, el secretario general de la patronal Creex, Francisco Javier Peinado, puso en valor los datos de desempleo, pero aclaró que no son buenos teniendo en cuenta que la cifra global se sitúa en los 104.070.

«No podemos decir que los datos sean buenos teniendo en cuenta la cifra de desempleados que todavía están inscritos en las oficinas de empleo», afirmó Peinado en declaraciones a los medios en Mérida.