El paro sube en 3.640 extremeños en septiembre

Cola de desempleados en una oficina del Sexpe en Mérida. :: hoy/
Cola de desempleados en una oficina del Sexpe en Mérida. :: hoy

La región vuelve a superar la barrera de los 100.000 parados y el número de afiliados cae en 2.584

Luis Expósito
LUIS EXPÓSITOBadajoz

Una de cal y otra de arena. Septiembre es un mes tradicionalmente negativo para el empleo. En un mercado laboral tan sumamente estacional como el español, el paro empieza a subir casi siempre en agosto y no deja de hacerlo hasta la primavera siguiente. La incorporación de los profesores interinos y el retraso este año de algunas labores agrícolas no han conseguido alterar la tendencia. Por eso, el dato de septiembre de este 2018 deja sensaciones agridulces.

El número de parados creció el mes pasado en 3.640 extremeños, la segunda cifra más elevada del país. Es una subida porcentual del 3,69%, muy superior a la de la media nacional, situada en el 0,64%. De hecho, Extremadura absorbe el 17,8% de todos los nuevos parados del país.

Sin embargo, es el mejor dato en la región en esta época del año desde 2014 y el tercero más positivo de la última década.

UGT alerta de que el 50% de los contratos que se firman duran menos de un mes

Con todo, la región vuelve a superar la barrera de los 100.000 parados, que había conseguido romper el pasado verano. Exactamente, las oficinas del Sexpe registran 102.287 extremeños en la cola del paro, que todavía son 9.420 menos que hace doce meses. En este caso, la bajada porcentual, del 8,43%, es superior a la media nacional, del 6,09%.

Lo normal es que la región no vuelva a bajar de los 100.000 parados hasta dentro unos meses, cuando comience de nuevo el ciclo positivo para el empleo. Sin embargo, hay que tener en cuenta que el año que viene hay elecciones, lo que siempre conlleva una mejora de los números por el incremento del gasto público.

Como era de prever, el sector que más sufrió el mes pasado fue el de los servicios, con 3.042 parados más, seguido del colectivo sin empleo anterior, con 519 desempleados más; la agricultura, con 276 más, y la industria, con 57 más. El único sector en el que descendió el paro fue la construcción (-254).

En septiembre se firmaron asimismo 61.896 contratos en la región, lo que supone un aumento de 1.883 (3,14%) respecto al mes anterior, y un descenso de 190 (-0,31%) en tasa interanual. De todos ellos, 59.135 fueron temporales y 2.761 temporales.

Peores son las noticias que deja la afiliación a la Seguridad Social. Si a nivel nacional se registró un incremento de 22.899 cotizantes (el 0,12%), en Extremadura bajó el número de trabajadores en 2.584 personas, un descenso del 0,65%. Es decir, no solo subió el número de personas sin trabajo sino que cayó el de empleados.

Tomando como referencia el último año, ahora mismo hay 9.442 cotizantes más que en septiembre de 2017, un incremento del 2,45%. A nivel nacional la subida es del 2,87%.

En cuanto a las reacciones, la Junta considera que el aumento del paro en septiembre era previsible, como consecuencia del fin de la temporada estival, pero apuntó que es menor al registrado en el mismo mes del pasado año.

El secretario general de Empleo, Javier Luna, explicó que «nuestro mercado de trabajo es más amplio y se incrementa la contratación». Incidió en que la subida del paro en septiembre es habitual y «se espera todos los años, pues la estacionalidad y la temporalidad afectan como una palanca de este paro coyuntural».

Sin embargo, dijo que el crecimiento del paro de este mes de septiembre es menor al del año pasado. Esta «tendencia positiva» se aprecia también en el balance interanual de afiliados a la Seguridad Social, que crece un 2,45%, con 9.494 afiliados más.

Cristina Teniente (PP) insistió por su parte en la necesidad de ejecutar políticas urgentes para combatir las cifras de paro y no seguir profundizando en la «ruina» de Extremadura. «Más paro, menos contratos, menos afiliación, más paro juvenil y femenino, y menos autónomos» es el resumen que realizó la diputada popular.

«Son un auténtico desastre que se suman a los desastres de meses anteriores», aseveró Teniente, para quien se sigue profundizando «en la ruina de Extremadura, en el caos de las políticas de empleo y en la necesidad de buscar políticas urgentes».

Mientras tanto, Álvaro Jaén (Podemos) afirmó que los datos demuestran la ausencia de un proyecto político serio contra el desempleo y la despoblación por parte del Gobierno regional.

«Son casi cuatro años con una sangría constante de desempleo, de precariedad, de temporalidad, de desesperanza, de gente que ni siquiera acude al Sexpe a sellar la tarjeta», aseveró Jaén.

En rueda de prensa lamentó que el 96% de los contratos firmados el pasado mes fueron temporales y que unas seis mil personas agotaron su prestación por desempleo, por lo que se preguntó «de qué nos sirve tener un verano con contrataciones en la hostelería si cuando llega septiembre otra vez el agujero tiene estas dimensiones».

Encarna Chacón (CC OO) resaltó que el aumento del paro era previsible, al tiempo que reclamó la derogación de la reforma laboral con el fin de «erradicar la precariedad laboral y la excesiva temporalidad» de los contratos en la región.

En Mérida, resaltó la necesidad de crear una mayor red de infraestructuras e industrias «que cubra la insuficiencia» en Extremadura. Chacón destacó que CC OO va a seguir luchando por esta red de infraestructuras y va a exigir al gobierno regional que «continúe con las reivindicaciones para atraer industrias a la región», y que los datos del paro y la brecha de género «sean diferentes y se mejoren en los meses sucesivos», señaló.

Igualmente, el sindicato UGT exigió poner fin a la alta temporalidad del mercado laboral extremeño, en el que el 50% de los contratos duran menos de un mes, con salarios muy precarios y sujetos a la estacionalidad. Si a los contratos inferiores a los treinta días se suman los de obras y servicios, la temporalidad alcanzó al 91% de los contratos suscritos durante el pasado mes de septiembre, según explicó ayer el secretario de Empleo de UGT Extremadura, Teodoro Casares. Casares incidió en que el 70% de las personas que el pasado mes perdieron su empleo eran mujeres. «El paro femenino dobla en muchos tramos de edad al masculino», remarcó.

Finalmente, el secretario general de la patronal Creex y vicepresidente de la Cámara de Comercio de Badajoz, Francisco Javier Peinado, reclamó ayer un trato diferenciado para la región por parte del Gobierno de España en materia de empleo y fiscalidad.

Peinado consideró que, aunque esperados, los datos han sido malos, ya que la brecha con la media nacional se ha situado a tres puntos. Añadió que ha caído la afiliación a la Seguridad Social y que el único sector que ha crecido ha sido la construcción, que «tampoco está muy pujante», precisó.

Más

Temas

Paro