El apeadero de El Nevero en Badajoz no tiene trenes desde finales del año pasado

Apeadero de El Nevero, este martes, con contenedores al fondo, dado que continúan los camiones. /C. Moreno
Apeadero de El Nevero, este martes, con contenedores al fondo, dado que continúan los camiones. / C. Moreno

El objetivo de la sociedad Puerto Seco es recuperar el servicio de mercancías, aunque de momento no tienen fechas para ello

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

Estaba llamado a ser el primer paso de la Plataforma Logística del Suroeste Europeo. Un apeadero de trenes en El Nevero para ir rodando el negocio del transporte de mercancías con el fin de que estuviera en marcha en 2020, cuando la instalación cuente con su propia terminal ferroviaria.

Sin embargo, en 'el puerto seco' no hay movimiento de trenes desde finales de año. Y no hay fecha para que vuelvan a circular.

Más información

Estas instalaciones ubicadas cerca de la gasolinera de San Martín dependen de la sociedad Puerto Seco y está presidida por Miguel Bernal, quien explica que fueron las compañías portuguesas las que decidieron cesar su actividad en Badajoz. Takargo y Medway tuvieron que afrontar «problemas de saturación de actividad en Portugal y priorizaron su país».

Por este motivo, dejaron de conectar las mercancías de la ciudad con los puertos de Lisboa, Setubal y Sines.

Desde finales de año, las instalaciones continúan funcionando, pero solo para camiones. Por este motivo se ve movimiento, contenedores y grúas.

«Esta no es la solución definitiva, vamos a recuperar el servicio de trenes», garantiza Miguel Bernal.

Este apeadero comenzó a funcionar con un tren semanal hace ahora tres años, en julio de 2015. Llegó a registrar tres trenes cada semana meses después. Pero eso era demasiada actividad para unas instalaciones que no estaban preparadas. Eso hizo que el verano de 2016 se hundiera el suelo. La reforma obligó a suspender el tráfico. Cuando lo quisieron recuperar meses después, ya habían perdido clientes. Y del objetivo de llegar a un tren diario, como afirmaban en primavera del año pasado, terminaron por no tener ninguno a finales de este año.

Acceso a las instalaciones de El Nevero.
Acceso a las instalaciones de El Nevero. / C. Moreno

«No es nada fácil tener un tren a la semana. Es mucho más complicado traer uno que diez porque a las compañías no les salen los números. También existe un problema técnico de organización interna», afirma Bernal. Por este motivo, tendrán que ofrecerle a las compañías ferroviarias un compromiso de progresividad en tráfico semanal en torno a tres o cuatro trenes a la semana.

Recuperar la actividad

El objetivo en estos momentos es recuperar la actividad ferroviaria hacia los puertos portugueses de forma inmediata, aunque no existen plazos.

En segundo lugar, Puerto Seco trabaja para convertir al apeadero en un puerto de contenedores, de forma que siempre estén disponibles en las instalaciones y no tengan que buscarlos cuando una empresa extremeña los solicita. Miguel Bernal asegura que tenerlos fijos abarataría el coste para las empresas, así como se hace necesario buscar algunos fríos para congelación. De ahí que, incide, estén en conversaciones con navieras para comprobar si tendrían interés en implantarse en Badajoz.

El tercer paso será ampliar los destinos de los trenes que salen desde este puerto. «Sería un error que la terminal de carga estuviera orientada solo hacia Portugal», añade. Por eso pretenden conectar la terminal con los puertos de Huelva y Algeciras a medio plazo y, después, con el norte por Zaragoza y hacia Valencia cuando la línea de Puertollano esté en mejores condiciones.

2020 es el año marcado para que comience a funcionar la estación ferroviaria de la Plataforma Logística del Suroeste Europeo. Hasta entonces, este apeadero iba a funcionar para ir creando el negocio. El mismo que ahora se ha quedado sin trenes.