El Ayuntamiento de Badajoz recepciona mañana la urbanización de la plataforma logística

Señal direccional de acceso a la Plataforma Logística del Suroeste Europeo, cuya primera etapa de la primera fase está lista. :: J.V. ARNELAS/
Señal direccional de acceso a la Plataforma Logística del Suroeste Europeo, cuya primera etapa de la primera fase está lista. :: J.V. ARNELAS

La idea es crear una entidad de conservación con los propietarios de suelo, que de momento son Sepes y la Junta

Rocío Romero
ROCÍO ROMEROBadajoz

El miércoles es el día. El Ayuntamiento de Badajoz recepcionará este miércoles las obras de la Plataforma Logística del Suroeste Europeo catorce años después de que Zapatero e Ibarra la anunciaran.

El Consistorio asume 60 hectáreas de las primeras 130 proyectadas. En realidad, existen casi 500 entre España y Portugal llamadas a convertirse en el nudo empresarial y de mercancías de la Raya. Es algo más de un 10% de los terrenos, pero es un paso de gigante.

Corresponden a la primera etapa de la primera fase, pero lo suficiente para que las primeras empresas puedan interesarse y, en definitiva, el proyecto deje de ser una promesa para comenzar a convertirse en realidad. Los ciudadanos que circulen por la carretera de Campomayor pueden ver las señales de entrada colocadas, la rotonda que le da acceso terminada, las calles finalizadas y las papeleras colocadas.

Tras mucho tiempo de búsqueda de fondos, tropiezos de las administraciones, una larga tramitación administrativa y hasta polémica con colocación de primera piedra dos años antes de que comenzaran las obras, la plataforma logística empieza otro camino.

Este primer bloque tiene un coste aproximado de 13,5 millones de euros sin contar con las rotondas. Ya se puede ver la primera, en la carretera de Campomayor, y se edificará otra más en la A-5. Ambas suman un coste de unos dos millones de euros. Con esta última se pretende enlazar la plataforma con la autovía Madrid-Lisboa. De esta forma, se facilita el transporte de mercancías por camión.

La Unión Europea aporta el 25% de los fondos de esta inversión, que alcanza los 46 millones de euros según la hoja de ruta marcada en otoño por la consejera responsable, Begoña García Bernal, el alcalde, Francisco Fragoso, y Miguel Bernal, presidente de Avante. Es este último organismo público el encargado de comercializar los terrenos. Las administraciones están avanzando en una estrategia de gestión conjunta con Elvas y de colaboración con los puertos portugueses y españoles más cercanos.

Noticias relacionadas

La previsión que todos manejan apunta a 2020 como el año de la finalización de la primera fase. Es decir, con los otros dos bloques en que se divide. Estos suman 70 hectáreas y la contratación de su urbanización se encuentra en trámites.

Ese año de 2020 es también el marcado para que estén listas las conexiones ferroviarias. De hecho, son estas infraestructuras las que diferenciarán la plataforma de un polígono industrial. El hecho de que la mercancía pueda llegar en camión y partir en tren hacia los puertos portugueses, o viceversa, es lo que distinguirá esta instalación de un nudo empresarial como el del Nevero.

Esas conexiones han avanzado en los últimos meses, aunque sobre el papel. A principios de marzo la consejera encargada de la plataforma, Begoña García-Bernal, y el entonces presidente de Adif, Juan Bravo, firmaron el convenio para su construcción. El acuerdo consiste en que la Junta aporta algo más de 12 millones de euros para que el administrador de infraestructuras ferroviarias se haga cargo del proyecto, las obras, su puesta en marcha y el mantenimiento durante los primeros cinco años.

¿Qué pasa ahora?

El Ayuntamiento recepciona este miércoles las calles recién terminadas, pero creará una entidad de conservación en la que participarán los propietarios de suelo para correr con los gastos. Por el momento, estos son la Junta y Sepes. El Consistorio carece de terrenos en el recinto porque cedió sus aprovechamientos. Conforme se incorporen nuevos propietarios, estos se irán sumando a la entidad para mantener las instalaciones.

De momento hay una sola empresa interesada. Se trata de Monliz España, una multinacional dedicada al preparado y congelación de verduras con sede en Villafranco. Invertirá entre 17 y 20 millones de euros en una primera fase para construir una nave de congelación, una playa de aparcamientos y oficinas de logística.

La operación culminará en los próximos días. De momento están perfilando el proyecto, pero las previsiones apuntan a una nave de 9.000 metros cuadrados y una altura de 26 metros. El objetivo es que tenga capacidad para 30.000 palés.

La idea de la compañía es iniciar las obras en otoño y comenzar allí la producción entre agosto y octubre de 2019. Plantea la adquisición de 30.000 metros cuadrados, aunque la parcela en cuestión mide 72.000 metros cuadrados y no descarta crear otra instalación para el envasado en el futuro. Pero este aspecto no se encuentra entre sus planes inmediatos.

La compañía está muy interesada en aprovechar los servicios que ofrecerá la plataforma, la red ferroviaria (hacia Portugal, Sevilla y Huelva) y el acceso rápido por carretera. Hasta que las conexiones por tren estén terminadas, la empresa podrá usar el apeadero del Nevero.

Las prisas de esta compañía obligan a las administraciones a urgir los trámites para llegar a tiempo. De hecho, la multinacional tiene previsto presentar su proyecto a finales de la próxima semana.