Los dueños de Almaraz posponen a este viernes la reunión para decidir el futuro de la central

Los dueños de Almaraz posponen a este viernes la reunión para decidir el futuro de la central

El Gobierno insta a las empresas a alcanzar acuerdo

EFE

Los propietarios de la central de Almaraz -Iberdrola, Endesa y Naturgy- han aplazado de nuevo a este viernes la asamblea prevista para esta tarde, mientras que fuentes del sector aseguran que el Gobierno se ha puesto en contacto con las empresas para urgirles a que soliciten el permiso de explotación hasta la fecha que acordaron.

Fuentes conocedoras de las reuniones que están manteniendo los socios de Almaraz (Cáceres) han indicado este jueves a Efe que, con la decisión de aplazar la asamblea de propietarios de la central, se pretende tener más margen para buscar una fórmula de consenso que les permita acordar la solicitud de renovación de su permiso de explotación.

Más información

Según las mimas fuentes, Iberdrola, Endesa y Naturgy están de acuerdo en el protocolo que firmaron con la Empresa Nacional de Residuos Radiactivos (Enresa), que establece el cronograma del cierre de centrales hasta 2035, y por el que Almaraz se cerraría en 2028, así como en el plan de negocio hasta esa fecha que han acordado, que recoge las inversiones a efectuar.

Sin embargo, aún siguen manteniendo discrepancias sobre introducir mecanismos para debatir si se sigue con la solicitud del permiso de explotación, en caso de que las inversiones que establezca el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) se desvíen de forma significativa de lo establecido en el plan de negocio, 400 millones hasta ese ejercicio.

En la última reunión que mantuvieron los socios de la central el pasado martes, Endesa propuso quedarse gratis con las participaciones de sus socios en Almaraz, aunque Iberdrola y Naturgy tendrían que seguir asumiendo, en la proporción que les corresponde por su participación actual, la parte correspondiente de los gastos de mantenimiento y predesmantelamiento hasta que Enresa asuma la gestión de la planta tras su cierre.

Iberdrola, que tiene una participación del 53% en Almaraz, y Naturgy, que cuenta con un 11%, se opusieron en la misma reunión a esa propuesta de Endesa, cuyo porcentaje en la central es del 36%.

Según han indicado a Efe fuentes del sector, la situación que se ha creado y la proximidad de la fecha que hay de plazo para pedir la renovación del permiso que permita seguir operando a la planta más allá de 2020 han llevado al Ministerio para la Transición Ecológica a ponerse en contacto con las empresas para exigirles que cumplan el protocolo firmado con Enresa, que incluye un cronograma con las fechas hasta las que puede funcionar cada central en España.

Aunque desde el Ministerio han señalado que no tienen nada que decir en lo que es una negociación entre empresas, otras fuentes del sector han señalado que Transición Ecológica quiere que se solicite la renovación para Almaraz que, según el protocolo, sería por un periodo de 7,4 años para el grupo I de la central y de 8,2 años para el II, y a partir de ahí que los socios de la central negocien.

De esta forma, una vez que el CSN fije en su informe previo a que el Gobierno conceda la renovación de la licencia de explotación las condiciones para que pueda seguir operando hasta ese plazo y las inversiones que ello implica, las empresas se sentarían y verían qué hacen en función de lo que impliquen los requisitos que les impongan para poder seguir operando.

La decisión de solicitar la prórroga de la explotación de las centrales nucleares debe adoptarse por unanimidad de todos los socios.