«Para mí era una ilusión tremenda que nos casara Antonio Vélez»

María José Olivera y Emiliano Jiménez en Mérida. :: brígido/
María José Olivera y Emiliano Jiménez en Mérida. :: brígido

La primera pareja que se casó en el consistorio emeritense fue la formada por el exconcejal Emiliano Jiménez y María José Olivera

MARÍA BLANCOMÉRIDA.

Vecino de Mérida y antiguo concejal del Ayuntamiento de la ciudad, Emiliano Jiménez se casó en abril del año 1995 con María José Olivera. Esta pareja puede decir que fue la primera en casarse por lo civil en el Consistorio emeritense.

Antes de que los ayuntamientos pudieran celebrar bodas civiles la gente se podía casar o por la iglesia o en los juzgados. Pero a partir de 1995 los ciudadanos ya tenían la posibilidad de que el casamiento lo oficiara un concejal del Ayuntamiento de su ciudad.

Emiliano y María José Olivera se casaron por lo civil, entre otras cosas, porque ambos estaban divorciados de matrimonios anteriores.

Emiliano Jiménez recuerda que también existía la posibilidad de casarse por los juzgados, pero en ese momento «surgió lo del Ayuntamiento, y para mí era una ilusión tremenda que nos casara Antonio Vélez», comenta.

Respecto a si la gente los miraba como a bichos raros, Emiliano cuenta que en aquella época ya se había notado el cambio social que se produjo años atrás. Pero reconoce que al ser la primera boda en el Ayuntamiento, fue un momento en el que nadie sabía muy bien qué hacer y cómo tenía que oficiarse. Pero después mejoró «y se empezó a poner música, y se organizó en un acto más coordinado».

Emiliano Jiménez fue concejal en el Ayuntamiento de Mérida desde 1987 hasta 1999, y a él también le tocó oficiar alguna que otra boda.

Hoy el matrimonio sigue viviendo en Mérida y tiene dos hijas. Una de ellas se casó hace poco, pero esta vez por la iglesia.