Nueve de los 52 trenes que operan en Extremadura están averiados

Tren averiado en una de las incidencias de los servicios ferroviarios de Extremadura. :: HOY/
Tren averiado en una de las incidencias de los servicios ferroviarios de Extremadura. :: HOY

El ministro de Fomento anuncia en el Congreso que están estudiando medidas para bajarlos precios mientras el servicio sea defectuoso

EFE | REDACCIÓN

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, subrayó este jueves que los problemas ferroviarios en Extremadura se deben a decenios de inacción, sobre todo por parte del Gobierno del PP, que redujo la inversión anual desde 2012 y que incluso en 2017 dejó sin gastar el 80% del presupuesto previsto.

A su entender, el principal déficit de los servicios ferroviarios es el derivado de la falta de fiabilidad del material móvil que presta servicios en Extremadura.

De hecho, especificó que de los 52 vehículos que operan en la región, nueve están inmovilizados por un periodo de larga duración, ya sea para ser reparados o por operaciones de mantenimiento.

Ábalos compareció ante la Comisión de Fomento del Congreso, reunida de forma extraordinaria, para hablar no sólo de las infraestructuras ferroviarias en Extremadura, sino también de temas como la situación del sector del taxi y las VTC.

Una comparecencia en la que pidió disculpas a los viajeros del servicio ferroviario por las incidencias que se producen –ocho en enero, frente a ninguna en diciembre– y en la que aseguró que el Gobierno «hace todo lo posible» para evitar que haya más problemas o, si los hay, minimizar sus efectos.

Noticias relacionadas

Según avanzó el ministro, la licitación actual multiplica por más de 80 los valores del mismo periodo de 2017 y las adjudicaciones han aumentado un 755%. En este sentido, indicó que licitación del nuevo Gobierno alcanza los 388 millones.

Ábalos subrayó el argumento de que la situación no es consecuencia de lo realizado en los siete meses de Gobierno socialista, sino a que en el periodo 2012-2017 hubo una reducción media anual de 95 millones y un déficit de inversión de más de 600 millones.

Tanto es así –recordó– que se pasó de 919 millones licitados entre 2006 y 2011 a 480 millones de 2012 a 2017, y en 2017 llegó a la «insignificante» cifra de 7 millones licitados. Además, insistió en que en la red convencional en el año 2017 se dejó de invertir el 80% del presupuesto previsto y no se realizó ninguna compra de trenes.

En Extremadura hay aproximadamente 750 kilómetros de líneas ferroviarias, todas ellas en ancho ibérico y sin electrificar, sobre las que se articulan las conexiones dentro de la propia comunidad y de esta con Andalucía, Castilla-La Mancha y Madrid. Cada año transportan a unos 930.000 viajeros, 865.000 de media distancia y 65.000 en servicios comerciales, un número que supone una bajada del 2,2% y que contrasta con el ascenso del 4,1% de media en toda España.

Mejorable

En 2018 la puntualidad fue del 70%, superior al 63% del año 2017, pero «claramente mejorable», dijo José Luis Ábalos. El ministro indicó que en las líneas con mayor tráfico hay tramos que necesitan tratamiento en las traviesas, sobre todo las bibloque y las de madera, como es el caso de las líneas Madrid-Valencia de Alcántara, Aljucén-Cáceres, Zafra-Huelva, Mérida-Los Rosales, Ciudad Real-Badajoz y Monfragüe-Plasencia.

Ve preciso actuar igualmente sobre algunos aparatos de vía que no se encuentran en buen estado, como los desvíos de la estación de Llerena, y remodelar la estación de Cáceres. Y, en el caso de las de menor tráfico, señaló que no se encuentran en buen estado la línea entre Valencia de Alcántara y la frontera portuguesa, aunque no tiene actualmente tráfico comercial; ni la línea Zafra-Jerez de los Caballeros, por la que sólo circulan mercancías.

El ministro detalló asimismo las medidas puestas en marcha en los últimos meses para evitar o minorar las incidencias, entre ellas la creación de la figura de coordinador del sistema ferroviario en Extremadura y de una comisión de seguimiento de la Junta extremeña y Renfe.

Asimismo, citó varias medidas de aplicación inmediata, entre ellas la sustitución de 4.500 traviesas entre Fregenal y Jabugo o el reemplazo de los trenes de la serie 598 por los de la 599.

El ministro anuncióla sustitución de 4.500 traviesas entre Fregenalde la Sierra y Jabugo

Disponer de trenes autopropulsados de reserva en Mérida y Badajoz, y de una locomotora 334 en Cáceres es otra de esas actuaciones. El Talgo circula con dos locomotoras, por si una se avería; desde primeros de año va a bordo un mecánico en todos los trenes entre Madrid y Extremadura y entre Cáceres y Sevilla, y se van a fijar nuevos puntos de asistencia técnica en línea en Plasencia y Mérida similares al de Badajoz para situar equipos de mantenimiento.

Ábalos dijo asimismo que, en cuanto a tarifas, se están analizando diferentes propuestas para tratar de paliar la situación mientras no existan las nuevas infraestructuras.

Nueva incidencia

Por otro lado, el tren Media Distancia entre Madrid y Llerena salió este jueves con 50 minutos de retraso debido a un problema con la colocación del convoy en la vía de salida. El retraso inicial ha afectado a 36 viajeros en la estación de Atocha.