Ábalos achaca los problemas ferroviarios de Extremadura a decenios de «inacción»

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, junto al presidente y el vicepresidente de la Comisión de Fomento, que ha analizado la situación de la conexión ferroviaria Madrid-Extremadura:: EFE /
El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, junto al presidente y el vicepresidente de la Comisión de Fomento, que ha analizado la situación de la conexión ferroviaria Madrid-Extremadura:: EFE

El ministro ha comparecido ante la Comisión de Fomento del Congreso, reunida de forma extraordinaria, donde ha pedido disculpas a los viajeros

EFE

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha subrayado hoy que los problemas ferroviarios en Extremadura se debe a decenios de «inacción», sobre todo por parte del Gobierno del PP, que redujo la inversión anual desde 2012 y que incluso en 2017 dejó sin gastar el 80 % del presupuesto previsto.

Ábalos ha comparecido ante la Comisión de Fomento del Congreso, reunida de forma extraordinaria, donde ha pedido disculpas a los viajeros del servicio ferroviario por las incidencias que se producen -ocho en enero, frente a ninguna en diciembre- y donde ha asegurado que el Gobierno «hace todo lo posible» para evitar que haya más problemas o, si los hay, minimizar sus efectos.

También ha avanzado que, ante la posibilidad de que algunas de las incidencias se deban a sabotajes, se han puesto todos los datos en conocimiento de la autoridad correspondiente para realizar las investigaciones de hechos «tan graves», que podrían haber tenido «consecuencias trágicas».

«Debemos ser conscientes de que no podemos erradicar en unos meses los déficit de inversión de varias décadas, pero nuestro compromiso es impulsar la inversión en la infraestructura y acelerar la renovación de los trenes», ha prometido.

La licitación actual multiplica por más de 80 los valores del mismo periodo de 2017 y las adjudicaciones han aumentado un 755 %, ha agregado, y ha precisado que los valores de licitación del nuevo Gobierno alcanzan los 388 millones.

Según el ministro, la situación no es consecuencia de lo realizado en los siete meses de Gobierno socialista, sino a la «inacción» de decenios anterior y a que en el periodo 2012-2017 hubo una reducción media anual de 95 millones y un déficit de inversión de más de 600 millones.

Tanto es así, ha indicado, que se pasó de 919 millones licitados entre 2006 y 2011 a 480 millones de 2012 a 2017, y en 2017 llegó a la «insignificante» cifra de 7 millones licitados.

Además, en la red convencional en el año 2017 se dejó de invertir 80 % del presupuesto previsto y no se realizó ninguna compra de trenes.

También ha hablado de las cercanías y ha subrayado la importancia de que se aprueben los presupuestos generales del Estado para 2019 a fin de paliar el déficit de inversión tanto en este tipo de transporte ferroviario como en la red convencional.

En el proyecto presupuestario de 2019, actualmente en tramitación parlamentaria, se da prioridad a la inversión en cercanías y a la red convencional, de manera que el montante en infraestructuras de ADIF sube un 160 %, hasta los 244 millones.

La inversión que se destina a núcleos de cercanías, sumando las inversiones de Adif y Renfe, asciende a 1.353 millones, un 156 % más que en 2018, cifra a la que se le añaden 67 millones de Seittsa para construir el acceso a la nueva terminal de Barcelona.

También se dedicarán a las obligaciones de servicio público ferroviarias 970 millones de euros, un 4,3 % más.