Vara ya es presidente con los únicos votos en contra del PP

Guillermo Fernández Vara tras la votación en la Asamblea. / BRÍGIDO

Ciudadanos y Unidas por Extremadura se abstienen y sale elegido gracias a la mayoría del PSOE

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Guillermo Fernández Vara repite como presidente de la Junta de Extremadura con los votos a favor del PSOE. Ciudadanos y Unidas por Extremadura se han abstenido y solo el PP ha votado en contra.

Más información

El mandatario extremeño tenía asegurada la reelección gracias a la mayoría absoluta conseguida el 26 de mayo. Los 34 diputados del PSOE bastaban para ganar la primera votación, de ahí que había más interés en conocer la posición del resto de grupos, que no habían desvelado el sentido de su voto.

Hace cuatro años, con minoría parlamentaria, Fernández Vara fue elegido con el voto a favor de los 30 diputados del PSOE y los seis de Podemos. Los 28 populares se abstuvieron, al igual que la única parlamentaria de Ciudadanos. No tuvo por tanto votos en contra, la primera vez que se daba esta situación en la democracia extremeña.

En esta ocasión, Fernández Vara ha recibido 34 votos a favor del PSOE, once abstenciones (Ciudadanos y Unidas por Extremadura) y 20 en contra del PP. A continuación, ha sido proclamado presidente.

Partido Popular

La segunda sesión de investidura la ha abierto esta mañana el Grupo Parlamentario Popular. El presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, rechaza regresar al Pacto por el Ferrocarril y en su lugar pide acuerdos para no subir los impuestos y aprobar una nueva Ley de Educación «para que los chavales tengan las competencias del siglo XXI».

En la sesión de ayer, el presidente de la Junta y candidato a la reelección, Guillermo Fernández Vara, ofreció a la oposición acuerdos en seis áreas estratégicas, como el reto demográfico y la transición energética. Además, pidió a PP y Podemos que regresen al Pacto por el Ferrocarril.

Intervención de José Antonio Monago:: HOY
Intervención de José Antonio Monago:: HOY

Sobre este último punto, Monago afirmó que no volverá a la mesa en la que están presentes agentes políticos y sociales, ya que «soy más útil fuera del Pacto por el Ferrocarril que dentro». También criticó que Fernández Vara fije como prioritaria la estrategia de energía y clima, ya que a su juicio la principal preocupación de la región debe ser el empleo.

En lugar de las áreas estratégicas que planteó el presidente de la Junta, propuso pactos para ejecutar el Hospital de Don Benito-Villanueva de la Serena, para no bajar impuestos, para reformar la Ley de Educación y para reclamar al Gobierno un plan de empleo extraordinario para la región y que no implante peajes en las autovías.

El presidente del PP extremeño ha pedido a Fernández Vara que, si realmente no quiere hacer uso de la mayoría absoluta, facilite información sobre las empresas públicas y sobre proyectos como el macrocentro de ocio de Castilblanco. También ha pedido que se revise el contrato de transporte sanitario y que se mejore la sanidad, y ha criticado el aumento de la deuda pública y el incumplimiento en materias como las infraestructuras.

Junto a esto, Monago se ha presentado como el líder de la oposición, como el contrapeso necesario a la mayoría absoluta del PP. «No vamos a ser nunca su muleta», ha afirmado.

Cayetano Polos, portavoz de Ciudadanos::
Cayetano Polos, portavoz de Ciudadanos:: / BRÍGIDO

Ciudadanos

Después de Monago se ha subido a la tribuna el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea de Extremadura, Cayetano Polo, que propone un gran pacto en materia de empleo para combatir el que considera el principal problema de la región.

En su turno de intervención, Polo ha aceptado las propuestas de pactos que ayer hizo el presidente de la Junta y se ha mostrado dispuesto a colaborar con el gobierno regional. Pero ha destacado que la prioridad debe ser crear empleo, para lo que ha pedido un gran pacto que incida en las ayudas a las empresas en lugar de en los planes públicos. También ha pedido menos burocracia, bajada de impuestos, combatir la precariedad, reformar el Sexpe y reforzar la seguridad jurídica para evitar casos como el de Valdecañas.

Respecto a los acuerdos que planteó Fernández Vara, considera que la estrategia de energía y clima debe ir acompañada por el fomento de la industrialización; que la digitalización del pequeño comercio debe complementarse con la especialización y que la lucha contra la despoblación debe incluir medidas para hacer más competitivas a las zonas rurales.

Asimismo, ha pedido mejoras en sanidad para combatir las listas de espera, en educación para reducir el absentismo escolar y en infraestructuras como el tren, ya que considera que «es una auténtica vergüenza que no tengamos las mismas oportunidades que el resto de españoles».

Polo también ha replicado al presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, que se ha presentado como líder de la oposición. Como ha destacado, Ciudadanos es el único partido, al margen del PSOE, que ha tenido un crecimiento exponencial en las últimas elecciones autonómicas.

Irene de Miguel.
Irene de Miguel. / Brígido

Unidas por Extremadura

La portavoz de Unidas por Extremadura, Irene de Miguel, ha criticado los incumplimientos que, a su juicio, evidenció Fernández Vara en la pasada legislatura. En su opinión, el presidente de la Junta debe «pasar a la acción» y tratar de «pasar a la historia» por poner los mimbres para un modelo político y social diferente para la región.

En su intervención, Irene de Miguel ha recordado las propuestas que presentó Fernández Vara hace cuatro años y que no se han cumplido, como la reforma del Estatuto de Autonomía, la construcción de los hospitales de Cáceres y Don Benito-Villanueva de la Serena, la lucha contra el empleo precario y el combate contra las ventas a pérdidas de los agricultores. Según ha indicado, en 2015 pensó que las cosas podían cambiar, pero Podemos se encontró con un PSOE que vetó sus propuestas de ley y que en los dos primeros años de legislatura pactó con el PP unos presupuestos autonómicos «de recortes».

Ahora el PSOE tiene mayoría absoluta para plantear sus medidas, con lo que estima que el gobierno de Fernández Vara será el único responsable del futuro de la región. Para ello, ha pedido que tome como principal reto el empleo y la lucha contra la precarización desde el ámbito público, con medidas como la rescisión del contrato de transporte sanitario. Pero también echa en falta propuestas como una banca pública, el fomento de la igualdad, la ley de memoria democrática, la apuesta por la educación pública, las soluciones a la falta de vivienda, las facilidades al sector cultural, el refuerzo de los servicios sociales y la mejora de la sanidad.

Irene de Miguel también ha ensalzado la importancia de una estrategia energética para hacer frente al cambio climático, pero reclama que no sirva para reforzar «el oligopolio de las eléctricas». En su lugar, espera que el desmantelamiento de Almaraz permita generar empleo y que la apuesta por las renovables lleve a bajar la factura de la luz. En definitiva, la portavoz de Unidas por Extremadura espera que la mayoría absoluta del PSOE sirva para poner en marcha medidas progresistas y afrontar las necesidades de la región.

Réplica de Vara

El secretario general del PSOE regional y candidato a la reelección como presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, abre la puerta a la posibilidad de bajar impuestos durante la legislatura si las condiciones de estabilidad presupuestaria lo permiten. Pero ha recalcado que será para las clases más bajas, ya que considera que la comunidad «no tiene un problema de fiscalidad, sino de rentas». En cualquier caso, ha descartado una subida impositiva.

En su respuesta a los grupos de la oposición, Fernández Vara ha recordado que el PSOE fue el partido que ganó las elecciones y que el resto de líderes políticos debe asumir su parte de responsabilidad por el resultado de las urnas. En su opinión, la victoria del 26 de mayo se asentó en que los socialistas vencieron en el 60% de los municipios y en que fueron los únicos que plantearon «derechos y deberes» en lugar de promesas.

El presidente en funciones ha incidido en los seis grandes pactos que ayer planteó a la oposición, al que ha sumado un séptimo para fomentar la agilidad en la Administración pública. Pero ha recordado que hay trámites que son ineludibles, del mismo modo que existen obligaciones en materia de contratación pública, como la imposición de las subastas donde prime el precio como criterio de adjudicación.

Fernández Vara ha insistido en la necesidad de afrontar el cambio climático y que la estrategia de transición energética implica el impulso a áreas como el sector forestal. También ha repetido su propuesta de un plan concertado de infraestructuras, la voluntad de reforzar la Universidad de Extremadura y la reforma del Estatuto de Autonomía.

Asimismo, ha rechazado las críticas a la sanidad, que en las encuestas recibe una alta valoración. Pero ha reconocido que «algo mal se ha hecho» en materia de transporte sanitario, aunque ha apuntado que las posibles soluciones no pasan por la forma de gestión, sino por el enfoque de un servicio que para mejorar sus prestaciones podría apoyarse en sectores como el taxi rural.