Nuevas caras y cambios en el próximo Gobierno regional, que Vara dará a conocer a principios de la semana que viene

Fernández Vara durante su intervención en el pleno celebrado en la Asamblea este martes./Brígido
Fernández Vara durante su intervención en el pleno celebrado en la Asamblea este martes. / Brígido

El próximo jueves tomará posesión del cargo y ha confesado que hasta el viernes no hablará con nadie «por respeto a las formas»

EFE

El recién reelegido presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, presentará su gobierno para esta décima legislatura el próximo lunes o martes, en el que incorporará algunas caras nuevas y acometerá «algún cambio».

«Algún cambio va a haber en la estructura, incorporaremos a algunas personas nuevas, pero no tengo la cosa definida al cien por cien», ha afirmado en declaraciones a los medios al término de la sesión de investidura celebrada este lunes y martes en el Parlamento regional.

Ha recordado que el próximo jueves tomará posesión del cargo y ha confesado que hasta el viernes no hablará con nadie «por respeto a las formas, que creo que en democracia son muy necesarias».

De este modo, durante los próximos días tomará las decisiones respecto a la estructura y las personas, al tiempo que seguirá con las reuniones planificadas.

Respecto a la primera de estas cuestiones, ha manifestado que durante los últimos meses le ha dado «muchas vueltas» porque le gustaría que en esta legislatura, «además de que hiciéramos muchas cosas, dejáramos una Junta mejor» desde el punto de vista organizativo.

Según ha indicado, la Administración regional es «una gran empresa» que hay que gestionar bien para hacerla «lo más eficaz y productiva posible» y para ello, ha puntualizado, hay que acometer también «algunos retoques organizativos».

El jefe del Ejecutivo ha mostrado además su gratitud a los grupos políticos «por la cortesía parlamentaria» mostrada en estas dos jornadas porque se ha podido discutir y debatir «en algunos momentos con un tono crítico», pero sabiendo también aceptar propuestas como las que le ha planteado la oposición con el plan de movilidad y el de empleo.

Asimismo, ha agradecido «enormemente» la abstención de Ciudadanos y Podemos en la votación, que ha sacado adelante con el único apoyo de la mayoría absoluta de la que goza el PSOE con 34 diputados.