El primer zarpazo de la DANA causa dos muertos y un caos inédito en el Levante

Cientos de coches permanecen inundados tras el paso de la Gota Fría en un depósito de vehículos en Orihuela (Alicante). / EFE

Evacuadas más de 440 personas en Murcia debido a las intensas lluvias

Melchor Sáiz-Pardo y Agencias
MELCHOR SÁIZ-PARDO Y AGENCIASMadrid

Parecía imposible que una nueva gota fría pudiera batir récords históricos en un Levante peninsular acostumbrado a enfrentarse a grandes riadas e inundaciones cada año a finales de verano y principios de otoño. Pero así ha sido. Y lo peor podría estar todavía por venir. El cóctel explosivo de lluvias torrenciales, vientos huracanados y tornados provocó un caos sin precedentes en el sudeste peninsular ayer, cuando el frente, tal y como se esperaba, descargó su devastación sobre Valencia, Alicante, Murcia, Almería y Albacete.

Con registros cercanos a los 400 litros por metro cuadrado en doce horas en algunas localidades del Levante, la DANA (acrónimo de depresión aislada en niveles altos), de este 2019, según los expertos, ya es la más potente de los últimos cien años. O lo que es lo mismo, desde que se tienen registros meteorológicos fiables. Como muestra, lo ocurrido en la localidad valenciana de Ontinyent, en el interior de la provincia, donde la DANA descargó en cuestión de horas 297 litros de agua, una cifra sin parangón desde que en 1917 comenzaron a recogerse datos en ese municipio.

Por el momento, la gota fría se ha cobrado la vida de dos personas. Se trata de dos hermanos, vecinos de Caudete (Albacete) de 61 y 51 años, que murieron este jueves al ser arrastrado su vehículo por una riada hasta un paraje de difícil acceso.

Más allá de las víctimas mortales, los daños materiales en una decenas de comarcas del Levante son todavía incalculables. Un tornado derribó el polideportivo municipal de Denia (Alicante), otro tifón en Guardamar del Segura, también en Alicante, destrozó un colegio. En Murcia una decena de carreteras autonómicas tuvieron que ser cortadas. En la localidad murciana de Cieza se tuvo que desalojar a todo un barrio.

El temporal de lluvia y tormentas que afecta a la provincia de Almería este jueves ha motivado más de 60 incidencias en la provincia, sin que hasta el momento se hayan producido daños personales, además de causar el corte de tres carreteras secundarias y la vía del tren en Pulpí, según informa el servicio Emergencias 112, adscrito a la Consejería de la Presidencia, Administración Pública e Interior. Además, la delegada territorial de Educación, Deporte, Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía en Almería, María del Carmen Castillo, ha acordado la suspensión de las clases durante la jornada de este viernes en los municipios de Pulpí, Huércal Overa, Cuevas del Almanzora, Vera, Vélez Rubio y Antas.

En toda la Comunidad Valenciana, este viernes se han quedado sin clase más de 338.000 alumnos por el cierre de los centros educativos en Alicante y Valencia, y en la región de Murcia todos los colegios, institutos, escuelas de idiomas y universidades públicas han cerrado sus puertas este viernes y el sábado, así como los centros de menores y de discapacitados y la Asamblea Regional.

La crecida del río Clariano se llevó por delante un puente del siglo XVI en Aielo de Malferit (Valencia). La popular playa del Cabanyal de Valencia casi desapareció. Las lluvias fueron torrenciales en comarcas almerienses en las que pocas veces se ve el agua como el Valle del Almanzora, Los Vélez, Tabernas o Nacimiento.

En Orihuela, junto en la frontera entre Alicante y Murcia, una tromba dejó 200 litros por metro cuadrado en tres horas, atrapando a decenas de vehículos. A primeras horas de la noche, continúa lloviendo en el casco urbano, por el que pasa el río Segura, que podría desbordarse a lo largo de la madrugada. La jornada de este jueves ha sido la más lluviosa en Orihuela desde 1987.

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, ha anunciado el inmediato despliegue de efectivos de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en la localidad alicantina de Orihuela para paliar los efectos de la gota fría. Los accesos a dicha ciudad están interrumpidos, así como la circulación en cerca de una treintena de carreteras, y han quedado sin servicio de electricidad, agua y gas 853 abonados en Alcoy y Denia y 155 en Agullent.

Más de 440 personas han sido evacuadas este jueves en distintos puntos de la región de Murcia de manera preventiva debido a las lluvias torrenciales que está afectando a diversos municipios murcianos.

Entre otros, se ha evacuado de manera preventiva a 150 personas del resort de Balsicas al hotel Double Tree by Hylton de Torre Pacheco, así como a otros 87 vecinos de Archena, que han sido inicialmente trasladados al polideportivo y luego al balneario, y a otras 80 personas en Blanca desde sus viviendas en el barrio de 'Las Casas Baratas' hasta el centro cultural 'Miguel Ángel Abenza' del propio municipio. Igualmente, en Cieza se ha desalojado a 56 personas del barrio del Cabezo de la Fuensantilla, con la ayuda de Cruz Roja, otras 40 personas de la zona de Cañada Morcillo han sido evacuadas al CIFEA y en Santomera, se ha evacuado a siete personas en La Matanza y la Policía Local ha procedido a desalojar a personal del albergue de la localidad. El resto se evacuaciones se ha producido en Alguazas (cuatro personas), Beniel (14 miembros del personal de la Casa de la Cultura); y Lorca (cuatro personas).

El Ayuntamiento de Beniel (Murcia), en su cuenta de Twitter, ha informado que ha recibido el aviso de Emergencia para desalojar a los vecinos que residen en las proximidades del río Segura (margen derecho) a su paso por el municipio, así como a los de la zona de La Huerta. Efectivos de Policía Local, Guardia Civil y Protección Civil están avisando a los residentes en la zona para que desalojen las viviendas y se dirijan a casas de familiares que estén fuera de la zonas de peligro. Se ha habilitado también el centro social para que aquellas personas que no cuenten con esa opción puedan pasar la noche en el edificio municipal.

Una de las imágenes más impactantes fue la de un Mediterráneo embravecido tragándose el ferry que desde el 16 de agosto permanecía encallado en la escollera de Denia. La DANA se dejó sentir también el mar mientras hacía acopio de fuerzas para seguir azotando en el interior este sábado.

Mantendrá este sábado en riesgo máximo a Almería, Alicante, Valencia y Murcia

La DANA (depresión aislada en niveles altos) mantendrá este viernes 13 de septiembre en riesgo máximo (rojo) a Almería, Alicante, Valencia y Murcia por tormentas y lluvias que podrán superar los 200 litros por metro cuadrado en 12 horas, según la predicción de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Además, Castellón, Granada, Ibiza y Formentera también estarán en riesgo naranja por precipitaciones y tormentas fuertes. En este caso, Castellón será la que mas agua acumule pudiendo alcanzar hasta los 120 litros por metro cuadrado mientras que Albacete y Granada pueden registrar 80 litros por metro cuadrado y Formentera e Ibiza 40 litros por metro cuadrado.

Asimismo, las provincias de Jaén, Teruel, Mallorca, Ciudad Real y Cuenca estarán en alerta amarilla por lluvias que podrán dejar máximo 40 litros por metro cuadrado. La última provincia que estará en alerta este viernes es La Coruña por fuertes vientos costeros de noreste de nivel siete.

En el resto de la Península, las precipitaciones serán débiles y dispersas en puntos de Extremadura y el interior del país, salvo en el tercio norte peninsular, Canarias y este de Baleares, donde estará poco nuboso. En cuanto a las temperaturas, las diurnas irán en aumento en zonas del norte peninsular y extremo sureste, y en descenso en la zona centro y suroeste peninsular, con pocos cambios en el resto.