La Patrona de Trujillo baja, en procesión, a la iglesia de San Martín, arropada por decenas de devotos

La comitiva parte del castillo trujillano./JSP
La comitiva parte del castillo trujillano. / JSP

Este acto supone el arranque de la programación festiva

JAVIER SÁNCHEZ

La ciudad ya puede decir que está inmersa en sus fiestas patronales, tras semanas de preparativos. Ese 'pistoletazo' de salida se dio ayer con el tradicional traslado procesional de la Patrona, la Virgen de la Victoria, desde el castillo, hasta la iglesia de San Martín, en la plaza Mayor. En el centro del altar, esa imagen pétrea presidirá a partir de hoy los actos religiosos, hasta el 1 de septiembre, que volverá a su morada.

Esa bajada de la Virgen en procesión transcurrió según lo previsto. Pasada las nueve de la noche, hizo su salida del patio de armas de la alcazaba, bajo los sones del himno nacional interpretado por la Asociación Banda de música 'Antonio Flores'. Esta formación fue la encargada, una vez más, de hacer el acompañamiento musical durante el recorrido. En esa salida, no faltaron los aplausos del público asistente. La comitiva fue cerrada por sacerdotes e integrantes de la corporación. Algunos de ellos se estrenaron en estas tareas.

La imagen, cargada por devotos y devotas, cruzó la parte antigua hasta llegar a la plaza Mayor donde fue recibida por decenas de personas. Seguidamente hizo su entrada en una abarrotada iglesia de San Martín, bajo una fuerte ovación. Una vez que fue colocada en su trono, el alcalde, José Antonio Redondo le cedió el bastón de mando de la ciudad. Lo recuperará cuando 'marche' de nuevo a la alcazaba trujillana.

Cumplida con este acto protocolario, llegaron las intervenciones de bienvenida. El alcalde pidió a la Patona que sea «indulgente con nuestras carencias y debilidades y nos ayude a capitanear esta difícil nave trujillana». Asimismo, pidió que proteja con su manto a todos los trujillanos y, en especial, a «los que nunca le ha sonreído la fortuna». Redondo añadió que las fiestas son de todos y para todos. El presidente de la Hermandad, Javier Diz, recordó que San Martín será estos días un «peregrinar» de vecinos para acompañar a la Virgen. El párroco Eugenio Albalate resaltó que el acto de ayer constituye una «magnífica manifestación pública de nuestra fe».

El acto terminó con la interpretación del canto himno Salve dentro de la iglesia. Después, ya en la plaza Mayor, tuvo lugar un emotivo concierto de la banda de música de Trujillo 'Antonio Flores', titulado 'A mi manera'. En este recital, pusieron letra a algunas canciones Carmen Tamayo y Nuria Tamayo.

Hoy continúa la programación festiva, con el inicio de la novena, a sus diferentes horarios. Además, continuarán las competiciones deportivas. La programación de hoy terminará con la actuación de la agrupación de los Coros y Danzas Virgen del Rosario en la plaza Mayor. Se trata de un acto especial con motivo de la celebración del 75 aniversario de la Hermandad Virgen de la Victoria.