Comienza la temporada reproductora del lince ibérico en Zarza de Granadilla

Ejemplar de lince ibérico/HOY
Ejemplar de lince ibérico / HOY

De las cinco hembras emparejadas ya son tres las que están en celo

EFEPlasencia

El centro de cría en cautividad del lince ibérico de Zarza de Granadilla (Cáceres) ha comenzado la temporada reproductora de 2019 con el inicio de las cópulas entre las cinco parejas establecidas este año gracias al Programa de Conservación Ex-situ de esta especie felina.

Según han informado este viernes los técnicos del Programa de Conservación Ex-situ del lince ibérico, de las cinco hembras emparejadas en Zarza de Granadilla ya son tres las que han entrado en celo.

El centro de cría en cautividad del lince ibérico de la localidad cacereña está gestionado por el Organismo Autónomo Parques Nacionales.

El celo de las hembras se suele producir durante los meses de enero y febrero, con la bajada fuerte de las temperaturas, y dura entre dos y tres días, durante el cual realizarán una media de 20 y 25 cópulas.

Así, entre este martes y el miércoles han comenzado a copular las parejas formadas por Galeno y Narina, que empezaron el pasado día 15, y Hocico y Kolia, que comenzaron a hacer lo propio con menos de 24 horas de diferencia.

Según los técnicos, ambas parejas llevan hasta el momento 11 cópulas.

Narina es la primera vez que se empareja en el programa mientras que Kolia ya es su tercera temporada de cría y en 2018 sacó adelante a tres cachorros.

Los centros de cría se encuentran inmersos en la temporada reproductora de 2019.

Una vez hechos los traslados de animales y los chequeos de los ejemplares reproductores, el siguiente paso es la unión de los individuos que interesa emparejar, a tenor de las recomendaciones establecidas por el grupo asesor de aspectos genéticos y demográficos del programa de cría.

El Programa de Conservación Ex-situ del lince ibérico para la temporada de cría de 2018 estableció un total de 23 parejas, igual que los dos últimos años, repartidas en los cinco centros de cría en cautividad adscritos al proyecto y ubicados en España y Portugal.