Almaraz seguirá invirtiendo para garantizar la seguridad de la planta hasta su cierre

Almaraz seguirá invirtiendo para garantizar la seguridad de la planta hasta su cierre

Los propietarias han destinado alrededor de 600 millones de euros en los últimos diez años modernización y seguridad

EFE

La dirección de la Central Nuclear de Almaraz (CNA) ha remarcado este viernes la fiabilidad y seguridad que ofrece y mantendrá la planta hasta el final de su permiso de producción.

El director de la CNA de Almaraz, Rafael Campos, ha aseverado en una rueda de prensa ofrecida en Navalmoral de la Mata que la máxima seguridad y la actualización tecnológica se impondrán «hasta el último kWh que genere la planta», cuyo cierre inicial está previsto para 2027-2028.

Para ello, la CNA, a través de sus propietarias (Iberdrola, Endesa y Naturgy), mantendrá el nivel de inversión en materia de modernización y seguridad en la planta, a la que ha destinado alrededor de 600 millones de euros en los últimos diez años.

Recarga

En 2018 se realizó la vigésimo cuarta recarga de combustible de la unidad II, una actividad que precisó de una parada de 33 días, y la número 26 de la Unidad I, con similar parada de días (34).

En esta última, que permitió implantar también una treintena de modificaciones de diseño, se acometieron más de 9.200 actividades, entre ellas tareas de inspección (toberas y tubos generadores de vapor) y mantenimiento de la turbina de agua de alimentación auxiliar y de la bomba de agua de alimentación principal.

En cada periodo de recarga participaron 1.200 trabajadores adicionales a los 900 empleados que diariamente trabajan en la CNA, la mayoría de Extremadura.

Con el citado acuerdo, Iberdrola, Endesa y Naturgy pidieron que la actividad de la planta se extienda hasta 2027 para su Unidad I de producción, y hasta 2028 en el caso de la segunda.

Dicha petición, a la que el Consejo de Seguridad Nuclear y el Ministerio para la Transición Ecológica deberán dar respuesta antes de mediados del próximo año, ha llevado aparejado un informe de «fortalezas y áreas de mejora» de la CNA. De ahí que, según Campos, se apueste por nuevas inversiones y mejoras tecnológicas.

Hasta esa fecha inicial establecida de 2027-2028 para el cierre de la CNA, la planta cacereña ya cuenta con un Almacén Temporal Individualizado (ATI) cuya capacidad para albergar los elementos de combustible gastado se ajusta al citado periodo.

No obstante, no se descarta la posibilidad de estudiar una nueva respuesta ajustada al combustible gastado que albergarán las piscinas de refrigeración de ambas unidades.

De momento, el ATI, que supuso una inversión de 24 millones de euros y que puede albergar hasta 20 contenedores de combustible gastado (32 elementos en cada uno de ellos), ya tiene ocupados dos de ellos y se prevé que a lo largo de este año haya otros dos.

Asimismo, ha recordado que el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) viene subrayando el «compromiso» de la dirección de la central nuclear de Almaraz con la seguridad a largo plazo de la planta y la voluntad de mejora continua en esta materia.

Expertos adscritos al Programa de Grupos de Examen de la Seguridad Operacional de la OIEA evaluaron numerosos aspectos de la central cacereña contrastando procesos, actividad, funcionamiento y fiabilidad de la planta bajo estándares internacionales de seguridad.

Este grupo de especialistas internacionales, en el marco de la misión OSART iniciada en 1982, volverá el próximo año a la central de Almaraz.

Almaraz genera el 6,5 % de la energía consumida en España

El director de la CNA de Almaraz, Rafael Campos, que ha presentado el informe de actividad de la CNA correspondiente a 2018, ha puesto en valor que las empresas propietarias acordaran el pasado mes de marzo pedir una nueva solicitud de autorización de explotación.

Las dos unidades de la Central Nuclear de Almaraz (CNA) generaron el pasado año una producción bruta conjunta de 16.317 millones de kWh (16.317 GWh), lo que supone el 6,5 % de la energía consumida en España.

La producción de energía eléctrica bruta correspondiente a la Unidad I fue de 8.141 millones de kWh, y de 8.176,5 millones por lo que respecta a la Unidad II. Con ambas cantidades, la CNA eleva su producción histórica acumulada a los 528.670 millones de kWh.

Estos 16.317 millones de kWh de producción bruta de energía eléctrica de la CNA supusieron el 29 % de la energía generada por el conjunto de las centrales nucleares de España.