La joven que evitó la agresión sexual activó hace un mes el servicio de alerta que la salvó

Unos 500 vecinos se concentraron este miércoles frente al Ayuntamiento de Puebla de Sancho Pérez. :: HOY/
Unos 500 vecinos se concentraron este miércoles frente al Ayuntamiento de Puebla de Sancho Pérez. :: HOY

«Voy a llamar a la Guardia Civil, desgraciado», gritó instantes después de pulsar en tres ocasiones el botón de encendido del dispositivo

ANA MAGRO | EVARISTO FDEZ. DE VEGA

«Voy a llamar a la Guardia Civil, desgraciado». Ese fue el grito de alerta que lanzó el domingo la joven de 20 años que sufrió un intento de agresión sexual por parte de un hombre de 59 que ya se encuentra en prisión de forma preventiva.

Los hechos ocurrieron a última hora de la mañana en una finca que apenas dista un kilómetro de Puebla de Sancho Pérez (Badajoz). Allí se encontraba cuando se aproximó un hombre que le pidió un vaso de agua. En ese momento trató de agredirla, pero la joven opuso resistencia y logró activar un sistema de alarma que había configurado en su móvil apenas un mes antes.

Pensar que en algún momento podría sufrir un ataque de este tipo le evitó el domingo una agresión sexual que no llegó a consumarse porque el autor de los hechos huyó del lugar tras comprobar que había alertado de lo que sucedía a través del teléfono móvil.

Sus familiares explicaron ayer que la alerta llegó tanto a sus padres como a su hermano, que rápidamente buscó ayuda para ir a socorrerla y dar aviso a las fuerzas de seguridad.

La chica mostraba ayer los moratones que tiene en sus brazos como consecuencia de los golpes. Incluso cayó al suelo, pero la resistencia que opuso y la activación de la alerta fueron determinantes para evitar la violación.

El alcalde de la localidad, José Agustín Reja, destacó ayer el coraje y la decisión que mostró esta vecina. «Fue muy valiente», dijo durante la concentración de repulsa que ayer se realizó en la plaza de la localidad, donde reclamó una condena que evite que se repitan hechos como este.

Frente al Ayuntamiento se concentraron unos 500 vecinos para mostrar su apoyo a la víctima y a sus familiares. Todos se sumaron para llamar la atención sobre la necesidad de luchar contra este tipo de conductas.

En el acto intervinieron también Marifé Carrasco, de la Oficina de Igualdad de la Mancomunidad; María Espada, de la Asociación de Mujeres de Puebla de Sancho Pérez; y Silvia Benavente, concejala de Igualdad en la localidad.

También los familiares de la víctima, que agradecieron el apoyo recibido y destacaron la importancia que pueden tener en este tipo de situaciones las aplicaciones que ya vienen incorporadas a los teléfonos móviles para lanzar un SOS.

En este caso, la chica había activado una de ellas incorporando los números de teléfono de varios familiares para que recibieran la alerta en caso de ser necesario. Eso permitió que su hermano escuchara la grabación que realizó el teléfono justo cuando pulso de forma repetida el botón de encendido.

La Guardia Civil confirmó ayer que en muchos dispositivos basta con ir a los ajustes del teléfono y buscar la pestaña de funciones avanzadas, donde se puede configurar la función 'Enviar un mensaje de SOS' introduciendo los números de teléfono de varias personas y configurando la opción de que el teléfono realice fotografías de forma automática con las cámaras delantera y trasera del teléfono y una grabación de audio de cinco segundos.

Justo eso es lo que ocurrió el domingo cuando la chica que sufrió el intento de agresión sexual pulsó varias veces el botón de encendido. Su hermano recibió la grabación en la que se le escuchaba decir 'Voy a llamar a la Guardia Civil' y una dirección de Google Maps en la que se indicaba el lugar en el que estaba el teléfono cuando se envió el mensaje de socorro.

En este caso, los primeros en llegar al lugar de los hechos fueron los familiares y a continuación lo hizo la Guardia Civil, que logró localizar al supuesto autor de los hechos una hora después. Más tarde fue llevado al juzgado de guardia y se decretó su ingreso en prisión de forma provisional.