Un hombre de 83 años muere asfixiado en un incendio en su vivienda en Torremejía

Estado en el que ha quedado el exterior de la vivienda en la que se ha producido el incendio. / Brígido

Su esposa está muy grave por inhalar humo y con varias quemaduras | Dos bomberos también tuvieron que ser atendidos tras actuar contra el fuego

REDACCIÓN HOY.ES y CELESTINO J. VINAGRE

Alonso Cerrato Gil, de 83 años, perdió la vida este miércoles en su casa de Torremejía. Murió asfixiado por el humo causado por un fuego que se originó en el inmueble de dos plantas poco después de la una de la tarde. Presumiblemente un brasero eléctrico en la planta baja fue el causante del incendio que sorprendió al hombre y a su esposa, Manuela Espinosa, de 74 años, en la planta alta. La mujer se encuentra ingresada en la UCI del hospital de Mérida en estado muy grave por quemaduras y, sobre todo, por la inhalación de humo. Dos bomberos, de unos 40 años de edad, del parque de Almendralejo que acudieron a sofocar el fuego también recibieron atención médica en el hospital Tierra de Barros por intoxicación de humo, pero su estado no reviste gravedad. Según indicaron desde el Servicio Extremeño de Salud (SES), los dos efectivos fueron dados de alta a última hora de la tarde de este miércoles.

Alonso y Manuela vivían en una vivienda ubicada en la calle Gabriel y Galán, muy cerca del polideportivo de Torremejía, municipio de 2.200 habitantes situado justo a mitad de camino entre Mérida y Almendralejo. A las 13.21 horas, el Centro de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura recibió un aviso alertando de un incendio en esa casa. El matrimonio estaba en la planta alta y el fuego se originó en la baja.

Alonso Cerrato sufría problemas de bronquios y de corazón, cuentan los vecinos. Cuando se acercaron al domicilio bomberos de Mérida y de Almendralejo se encontraba en parada cardiorrespiratoria y la mujer también estaba afectada por inhalación de monóxido de carbono. Ni los sanitarios del centro de salud de Torremejía, ni los de una ambulancia de soporte vital básico de Cruz Roja en Almendralejo y los de una unidad medicalizada con base en Mérida del SES pudieron hacer nada por salvar su vida.

Minuto de silencio

Su cuerpo quedó tendido en la acera de la calle unas tres horas hasta que el forense llegó y decretó el levantamiento del cadáver para hacerle la autopsia en el Instituto de Medicina Legal de Badajoz.

Su mujer fue trasladada al hospital de Mérida. Está en la UCI. Sufre quemaduras pero lo más inquietante es que su aparato respiratorio está seriamente afectado por la inhalación de monóxido de carbono. Por eso está muy grave. El incendio también afectó a dos bomberos del parque de Almendralejo que intervinieron en las labores de extinción. Fueron atendidos en el hospital Tierra de Barros por inhalación de humo.

Alonso y Manuela tenían cuatro hijos. Uno de ellos residía en el País Vasco. El Ayuntamiento de Torremejía expresó su solidaridad con la familia Cerrato Espinosa. Asimismo agradeció la actuación de la Policía Local, los bomberos, el personal del 112 y los sanitarios que participaron «de forma rápida y efectiva en este triste suceso». En el pleno de la noche de este miércoles los concejales guardaron un minuto de silencio y las banderas ondearon a media asta.

Exterior de la casa en la que se ha originado el fuego.
Exterior de la casa en la que se ha originado el fuego. / Francisco Rivera

 

Fotos

Vídeos