El Vaticano lleva a juicio al presunto abusador de los 'monaguillos del Papa'

El Vaticano lleva a juicio al presunto abusador de los 'monaguillos del Papa'

«Durante la noche entraba en la habitación y se metía en mi cama. Me masturbaba y me practicaba sexo oral. Yo tenía 13 años», denuncia una de las víctimas

DARIO MENORRoma

Los abusos sexuales a menores, uno de los más graves problemas que afronta hoy la Iglesia católica, podrían haberse producido hasta en el mismo centro de la cristiandad. El Vaticano anunció ayer que el promotor de justicia (fiscal) de su Tribunal llevará a juicio al sacerdote Gabriele Martinelli por haber supuestamente cometido actos pederastas en el preseminario San Pío X. Está situado dentro del Estado más pequeño del mundo y allí viven y se forman los llamados 'monaguillos del Papa', pues son los muchachos que ayudan en las ceremonias religiosas celebradas en la basílica de San Pedro. Junto a Martinelli también será procesado por encubrimiento Enrico Radice, rector del preseminario en la época de los hechos, que se habrían producido en los años precedentes a 2012.

El Vaticano abrió en noviembre de 2017 una investigación después de que algunos medios italianos denunciaran este presunto escándalo. Para poder iniciar el juicio ha sido necesaria una particular dispensa de Francisco, que llegó el pasado 29 de julio, ya que la legislación vigente en el momento en que habrían tenido lugar los hechos sólo contemplaba la posibilidad de abrir un proceso si la víctima denunciaba como máximo doce meses después de los abusos.

Los monaguillos con los que Martinelli habría cometido actos deshonestos hace años que relataron a las autoridades vaticanas estos episodios, pero en un primer momento nadie les creyó. La aparición de nuevos datos recogidos por el periodista Gianluigi Nuzzi en el libro 'Peccato originale' (Pecado Original) y por el programa televisivo 'Le Iene', de Canale 5, resultaron determinantes para la reapertura del caso. Entre los testimonios ofrecidos destaca el del joven polaco Kamil Tadeusz Jarzembowski, quien recuerda que fue testigo de cómo su compañero de habitación era abusado «más de 140 veces» por un muchacho mayor que él que acabó convirtiéndose en sacerdote.

Se trataría de Martinelli, que tras su ordenación ejercía su ministerio en la diócesis de Como, en el norte de Italia, donde hasta ahora ha tenido trato habitual con menores de edad. «Durante la noche, cuando no había ningún superior en los pasillos, entraba en la habitación y se metía en mi cama. Me masturbaba y me practicaba sexo oral. Yo tenía 13 años», cuenta una de las víctimas en el reportaje de 'Le Iene'. Martinelli tenía entonces 20 años y era el líder de los monaguillos que vivían en el preseminario San Pío X. El programa televisivo ofreció el testimonio de otras supuestas víctimas de Martinelli y desveló además posibles casos de pederastia acaecidos en el San Pío X en los años 70.