Un juzgado de Cáceres declara nula una hipoteca en yenes japonenes

Un juzgado de Cáceres declara nula una hipoteca en yenes japonenes

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIOCáceres

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Cáceres ha declarado la nulidad de una hipoteca multidivisa que un vecino de la ciudad contrató en Bankinter en junio de 2008 para adquirir una vivienda.

Fue el director de la oficina bancaria el que le ofreció un préstamo que estaba referenciado al Líbor (London Interbank Offerd Rate), un tipo de interés inglés. Además, a pesar de que solicitaban 220.000 euros, el banco les concedía esa cantidad en yenes japonenes.

El entonces director de la oficina bancaria les dijo que «era un préstamo muy interesante y más barato que los préstamos al uso». De ese modo se olvidaban de un Euríbor, el índice por el que se rigen la mayor parte de las hipotecas en España, que no paraba de subir.

Sin embargo, pasados unos años, el recibo mensual de su hipoteca fue subiendo considerablemente e incluso llegaron a deber más dinero del solicitado. «El 6 de julio de 2012 adeudaban 335.410 euros sin dejar de haber pagado la cuota», según recoge la sentencia.

El juzgado cacereño acaba de determinar que se anule esta cláusula multidivisa al entender que no se contrató a instancias de los prestatarios, sino que fue ofrecido por la entidad financiera y la información que dio no fue clara, precisa, completa y fidedigna. «La información facilitada al cliente no supera el control de transparencia», añade.

Por todo ello, la jueza condena a Bankinter a recalcular el cuadro de amortización del préstamo por un importe de 220.000 euros a devolver en 30 años con un tipo de interés del Euríbor más un diferencial de 0,60 puntos. Además, Bankinter deberá tener en cuenta todos los pagos realizados anteriormente y les deberá devolver los intereses que hayan abonado como aplicación del Líbor en lugar del Euríbor, así como cualquier gasto o comisión generado por convertir a yenes los pagos realizados en euros.

Más casos

Hace doce años se empezaron a escuchar en España las hipotecas multidivisa y las entidades bancarias las ofrecían como un producto con numerosas ventajas. Prometían al cliente pagar menos cada mes. Se trataba de un préstamo a interés variable similar a cualquier otra hipoteca con la diferencia de que la moneda de referencia para su amortización no era el euro, sino otras divisas.

El despacho Pita & Broncano, especializado en este tipo de casos, asegura que la mayoría de estas hipotecas se comercializaron en Extremadura durante 2007 y 2008. «En ese momento era cuando al banco le interesaba ponerlas en el mercado y dejaron de hacerlo durante la crisis financiera», indica.

Bankinter fue la entidad más activa, aunque también hay hipotecas multidivisas en el mercado de Barclays España (ahora CaixaBank), Catalunya Caixa (ahora BBVA) o Banco Popular (ahora Santander). Según la Plataforma de Afectados por la Hipoteca Multidivisa, en España se calcula que hay unos 60.000 perjudicados.

En mayo de 2018 fue la Audiencia Provincial de Cáceres la que también anuló una hipoteca multidivisa. Era la primera sentencia de estas características dictada por un órgano superior en la capital cacereña.

Recientemente el Tribunal Supremo también ha declarado la nulidad parcial de un préstamo hipotecario multidivisa suscrito por un cliente en Bankinter el 21 de septiembre del año 2007. Es la cuarta vez que el Supremo se pronuncia sobre multidivisas y en todas lo ha hecho en favor del cliente.