La primera nevada del año llega en un día ventoso y con lluvia abundante

Nieve en La Garganta, municipio próximo a Hervás:. HOY/
Nieve en La Garganta, municipio próximo a Hervás:. HOY

Se mantienen hasta este sábado los avisos por nieve y fuertes rachas de viento en el norte de Cáceres

C.J.V. | M.J.T | E.F.V.

Jornada de auténtico invierno en Extremadura. El viento, la lluvia y la nieve fueron protagonistas de un viernes que dejó daños por la caída de árboles y algunos parques públicos debieron ser cerrados. Dos datos resumen el ventoso y lluvioso primer día de febrero. De un lado, las rachas de vientos superaron de largo la barrera de los 70 kilómetros por hora en muchos puntos de la comunidad autónoma y se llegó, por ejemplo, a los 101 kilómetros por hora en Fuente de Cantos o los 95 en Villanueva del Fresno. En cuanto al agua, cayó de forma generalizada y lo hizo de forma apreciable en casi todos lados. En Navalvillar de Ibor se acumularon hasta 35,8 litros pero en el sur extremeño, Fregenal, el dato fue igualmente relevante: 30,4 litros.

A partir de este sábado, la atmósfera se estabiliza y hasta el domingo la noticia serán las bajas temperaturas, sobre todo las, mínimas pero sin rastro ya del viento ni de la lluvia. Algo radicalmente distinto a lo que sucedió en la jornada de ayer.

Las estaciones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) registraron rachas de viento fortísimas. La más destacada, la que superó los 100 kilómetros en Fuente de Cantos, pero también sobresalieron los 93 km/hora de Brozas, los 89 de Zorita o los 88 que sufrieron en Jerez de los Caballeros.

Un hombre camina en Almendralejo.
Un hombre camina en Almendralejo. / J. M. Romero

Por encima de los 20 litros

Los puntos de la Aemet también verificaron que fue una jornada con abundancia de precipitaciones. Además de los registros de Navalvillar de Ibor y Fregenal, hay que subrayar los 24,6 litros en Garganta la Olla, los 24 recogidos en Monesterio o los 21 de Herrera del Duque. Un reseñable número de municipios llegaron o rondaron a los 20 litros.

En la comarca del Valle del Ambroz, como es tradicional, la lluvia dio paso a la nieve cuando las temperaturas empezaron a ser más bajas. La nevada fue apreciable al inicio de la tarde en La Garganta, a 1.124 metros sobre el nivel del mar, el segundo municipio de la región que está a mayor altitud después de Piornal, en El Jerte, donde también nevó.

El Centro de Atención de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura había activado a mediodía la alerta por nieve en el norte de la provincia de Cáceres.

Estas nevadas pueden acumular unos ocho centímetros de nieve en el plazo de 24 horas, situándose la cota entre 1.000 y 1.300 metros, bajando a 900 metros por la tarde.

A partir de mediodía de este sábado casi desaparece la posibilidad de nevadas en el norte extremeño al igual que se esfuma la opción de que siga lloviendo. La previsión a corto plazo es que también las temperaturas suban bastante, con máximas que se situarán en 20 grados el próximo martes y miércoles.

BADAJOZ. Intervención de los bomberos de Suerte de Saavedra y árbol caído sobre un coche en Cerro Gordo:: HOY
BADAJOZ. Intervención de los bomberos de Suerte de Saavedra y árbol caído sobre un coche en Cerro Gordo:: HOY

Incidencias

El viento hizo que en muchos municipios se produjeran incidencias. Así, por ejemplo, en Badajoz, los bomberos tuvieron que realizar varias salidas para retirar ramas, cascotes y cristales que cayeron en distintos puntos de la ciudad a causa del fuerte viento.

La imagen más llamativa se produjo en la avenida de la Independencia del barrio de Cerro Gordo, donde un árbol cayó sobre un vehículo sin causar daños personales. También tuvo que ser retirado otro árbol en los Grupos José Antonio y hubo caída de cascotes y de distintos materiales en la avenida Ricardo Carapeto de San Roque.

En Cáceres, los principales parques públicos de la ciudad permanecieron cerrados al público por el fuerte viento. «Parque cerrado por alerta meteorológica», rezaba el cartel colgado por el Ayuntamiento en las diferentes puertas del Parque del Príncipe o en el del Rodeo.

Según la información del Consistorio, los parques permanecieron cerrados entre las nueve de la mañana y las siete de la tarde.

Parque del Príncipe en Cáceres, cerrado.
Parque del Príncipe en Cáceres, cerrado. / Jorge Rey

Los bomberos tuvieron que realizar dos salidas motivadas también por los efectos del viento. Se encargaron de retirar de la vía pública dos árboles caídos. Uno de ellos estaba situado cerca del edificio Embarcadero, en Aldea Moret, y otro en el barrio de Nuevo Cáceres.

El año pasado, el Ayuntamiento cacereño puso en marcha la elaboración de un protocolo propio de actuación en parques y zonas verdes de la ciudad en caso de tormenta o fenómenos meteorológicos adversos. Como consecuencia del viento, se desprendieron varias hojas de palmeras situadas en el parque de Calvo Sotelo.

En Mérida también cayeron no solo ramas sino incluso un árbol sobre un turismo en la barriada de Nueva Ciudad, aunque no hubo que lamentar daños sobre las personas. En Plasencia fueron frecuentes las caídas de ramas de árboles en las principales zonas ajardinadas.

Recogida de árboles en La Isla de Plasencia.
Recogida de árboles en La Isla de Plasencia. / Hoy

Más información

 

Fotos

Vídeos