478.242 extremeños son pobres

Voluntarios en el economato social de Badajoz:: HOY/
Voluntarios en el economato social de Badajoz:: HOY

La tasa de pobreza en la región ha aumentado hasta el 44 por ciento

REDACCIÓN

Un total de 478.242 extremeños se encuentran en situación de pobreza, lo que representa el 44,3 por ciento de la población. La Red Europea de Lucha contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) en Extremadura ha reclamado que se ponga en marcha una estrategia nacional contra esta lacra, tras los datos arrojados por el VIII Informe sobre la Pobreza, que refleja un aumento de 8,5 puntos porcentuales en 2017 en la región.

Así lo ha afirmado la presidenta de EAPN Extremadura, María Teresa Suárez, en el acto celebrado en la Asamblea con motivo del Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza.

Suárez ha resaltado el «extraordinario» incremento de 8,5 puntos en la tasa de riesgo de pobreza y exclusión en 2017 en Extremadura.

Ha explicado que la tasa de pobreza en Extremadura del 44,3 por ciento es un 65 por ciento más elevada que la media nacional y un 25 por ciento superior a los datos recogidos en 2009, por lo que ha llevado a la región a registrar el valor Arope «más alto» desde que se calcula el indicador.

De esta forma, el informe revela que el indicador AROPE en 2017 ha disminuido a nivel nacional en 1,3 puntos con respecto al año anterior, lo cual supone 600.000 personas menos en riesgo de pobreza y exclusión social, un dato que desciende por tercer año consecutivo con el 26,6 por ciento de la población española en riesgo, ha informado Alizadeh.

No obstante, esta reducción no se produjo de igual forma en todas las comunidades autónomas ya que en Extremadura el indicador AROPE ha aumentado este año situándose en el 44,3 por ciento de la población, lo cual supone 478.242 personas en situación de pobreza, repartidas a partes iguales entre hombres y mujeres.

En este sentido, el vocal de la Junta Directiva de EAPN Extremadura y coordinador regional de la Fundación Cepaim, Mehrad Alizadeh, ha recordado que el objetivo de la Unión Europea era «reducir» la pobreza entre 1.400.000 y 1.500.000 personas en el periodo de 2009-2019, un cometido para el cual se estableció el indicador Arope, que mide el riesgo de pobreza y exclusión social en las diferentes zonas.

Datos alarmantes

La directora general de Políticas Sociales, Infancia y Familia de la Junta de Extremadura, Carmen Núñez, ha definido el aumento de pobreza en la región como «una bofetada de realidad«.

Así, Núñez ha destacado que tras los datos ofrecidos por el VIII Informe sobre la Pobreza es necesario un tiempo de «reflexión para analizar unas cifras alarmantes y preocupantes», ha explicado.

La directora general de Políticas Sociales de la Junta ha definido el aumento de pobreza en la región como «una bofetada de realidad»

Además, Núñez ha planteado la «necesidad» de desarrollar una estrategia «multidimensional que dé respuesta al problema de la pobreza» y que permita realizar cambios «que perduren en el tiempo», ha concluido.

Asimismo, el vicepresidente de la Asamblea, José Andrés Mendo, ha resaltado la «necesidad» de establecer soluciones políticas «factibles que contribuyan a erradicar este escenario nocivo», ha apuntado.

Trabajadores pobres

Por otra parte, la presidenta de EAPN Extremadura ha detallado que a nivel nacional el 33 por ciento de personas en situación de pobreza son trabajadores con empleo estable.

En este sentido, una de las integrantes del grupo de participación EAPN Extremadura, Yolanda Anselmo, ha destacado que tener trabajo «no garantiza salir de la pobreza».

Tener trabajo «no garantiza salir de la pobreza»

Asimismo, Anselmo ha señalado que ella es una persona en riesgo de pobreza que «lucha a diario para que esta no llegue a sus cuatro hijos», así como que en la región hay un total de 2.008 mujeres en situación de pobreza y que una de cada dos personas en hogares monomarentales y uno de cada tres niños menores de 16 años viven riesgo de pobreza o exclusión social.

En esta línea, la presidenta regional de EAPN ha resaltado que los datos del informe revelan una recuperación «asimétrica» y un «empeoramiento» de las condiciones de vida de las personas más vulnerables, así como un «aumento de la desigualdad territorial que se acrecenta en la zona sur de España», ha concluido.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos