Un capote para Jaime

El torero Ginés Marín junto a Jaime Alcón en el patio de cuadrillas. / Casimiro Moreno

El torero Ginés Marín conoció la historia del alumno de la Escuela Taurina en HOY y ayer quiso hacerle un regalo antes de la corrida

REDACCIÓN

La Feria Taurina de San Juan ha estado llena de anécdotas. Tres tardes que han dado para indultar a dos toros, para recibir a toreros en traje de luces montados en R-6 y para que Jaime Alcón, el niño que asegura que no es down sino torero, recibiera un regalo muy especial.

El torero Ginés Marín, que ayer salió a hombros por la puerta grande junto a Antonio Ferrera, quiso tener un detalle para la joven promesa de la Escuela Taurina de Badajoz y convocó al mozo media hora antes de salir a hacer el paseíllo. Y así, a las 19 horas, con puntulidad taurina, llegó Jaime Alcón al patio de cuadrillas. Con sus rizos rubios engominados se movía entre los maestros como uno más. Ginés Marín, que había conocido su historia en HOY, le recibió con un abrazo y le entregó un capote de paseo. Juntos posaron y hablaron de su pasión por el mundo taurino.

Alcón desdobló su nuevo capote en el callejón, que Marín le firmó en el reverso, y raro fue que no se arrancara con algunos pases. Después subió al tendido desde donde no quitó ojo a la corrida. Ayer Jaime estaba especialmente feliz, se sintió un torero entre toreros.

Ginés Marín dedica el capote a Jaime.
Ginés Marín dedica el capote a Jaime. / Casimiro Moreno