La reinvención de Santiago Segura

Santiago Segura./
Santiago Segura.

El actor interpreta a un guitarrista con Asperger en la argentina 'Casi leyendas' y dice que no habrá un 'Torrente 6' hasta dentro de 20 años

ÁLVARO SOTOMadrid

En su nueva película, Santiago Segura cambia de registro y de país y se hace músico. El cineasta español más taquillero (la recaudación de sus cinco 'Torrentes' suma más de 75 millones) se ha marchado a Argentina para rodar 'Casi leyendas', la historia de un grupo musical que se reúne 25 años después para intentar disfrutar en la madurez de la fama que se les escapó cuando eran jóvenes. Diego Peretti ('No sos vos, soy yo') y Diego Torres (el músico que compuso el éxito 'Color esperanza', entre otros) completan el reparto.

'Casi leyendas' es una comedia, pero el papel de Segura queda muy lejos de los 'Torrentes'. Aquí es un guitarrista que sufre síndrome de Asperger, un reto para el actor, que se documentó y conoció a la asociación de afectados por esta enfermedad en Madrid. «Yo me curro todos los papeles, y creo que mis papeles son distintos, no se parecen en nada el toxicómano de 'El día de la bestia' con el policía machista. Mi sueño sería comprar durante dos meses cuerpos, el de un señor de 80 años, el de un joven, y ponerles mi cerebro», cuenta el intérprete, mucho más contenido en esta película que se estrena en apenas 27 cines de toda España porque estará disponible dentro de pocas semanas en la plataforma Netflix.

Está sorprendido Segura del recibimiento en Argentina de la cinta, que ha cosechado buenas críticas y ha sido un éxito de público. «Acostumbrado a los palos que me dan en España, me ha chocado que me pongan tan bien en los periódicos y que feliciten al gallego», afirma el actor, que bromea sobre el cine argentino.

«Aquí no funciona, salvo cuando está Ricardo Darín. Hace poco hablaba yo con un amigo: 'Dime una película argentina que haya funcionado en la que no salga Darín'. 'Relatos salvajes'. 'Sale Darín'. Se hace muy buenas películas en Argentina y en cintas como esta ni siquiera el acento es un problema», asevera.

Tres años después de estrenar 'Torrente 5', en sus planes más cercanos no aparece un 'Torrente 6'. «Estoy muy agradecido a Torrente, me encanta y me ha permitido hacer muchos géneros: el carcelario, una de atracos... Pero creo que la siguiente va a ser como 'Rocky Balboa', dentro de 20 años, un Torrente crepuscular», afirma Segura, que se maravilla de que algunas de las tramas que contaba en su saga se hayan quedado antiguas. «En 'Torrente 5' me tuve que ir a 2018 para inventarme el argumento y cuando lanzamos la película, los billetes de los reyes Felipe y Letizia valían porque ya se había producido la abdicación. Me sentí Nostradamus», ironiza.

Segura no recuerda muy bien a qué se dedicaba hace 25 años. «Probablemente, era figurante», destaca; «nunca puedes imaginar las cosas que pasan en la vida, e incluso sería aburrido saber qué va a ocurrir. La vida te lleva, pero tú tienes que dirigirla, aunque no tengas éxito».