Alertan de la existencia de ocho pozos mineros desprotegidos en Valdeflores

Situación de los pozos, en una imagen que acompaña el escrito de denuncia de la Plataforma. /
Situación de los pozos, en una imagen que acompaña el escrito de denuncia de la Plataforma.

La plataforma Salvemos la Montaña reclama al Ayuntamiento y la Junta el sellado de estas viejas instalaciones por el peligro que suponen

C. MATEOS

La antigua zona minera del paraje de Valdeflores, en la falda de La Montaña de Cáceres, está salpicada por ocho viejos pozos de gran profundidad que presentan un cerramiento deficiente y deteriorado. La alerta la dio ayer la plataforma Salvemos la Montaña, que asegura que estas instalaciones mineras sin sellar suponen «un peligro cierto y grave para la integridad de las personas y sus bienes».

La asociación, surgida como rechazo al proyecto de explotar una mina de litio en Valdeflores, ha elaborado un informe en el que describe y documenta mediante fotografías todos estos pozos sin cerrar, que ubica además con sus coordenadas exactas. Este documento ha sido enviado, según anunció ayer la plataforma, tanto al Ayuntamiento de Cáceres como a la Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Junta de Extremadura para que «de modo inmediato» tomen las medidas necesarias y «se cierren todos los pozos mineros abandonados que presentan riesgos».

Balsas de lodos

El estudio de Salvemos la Montaña constata que, además de los viejos pozos mineros, existen en la zona tres conjuntos de balsas de lodos y diversos cortes edafológicos (para analizar las condiciones del suelo) que han sido realizados a lo largo del año 2018 por la empresa Extremadura Mining SL, dentro de los estudios para la mina de litio que se llevaron a cabo en el marco del permiso de investigación concedido para ello a Valoriza para efectuar un total de 69 sondeos. La plataforma asegura que la existencia sobre el terreno de esos elementos puede suponer «un riesgo de degradación o contaminación para el entorno natural». Por este motivo, Salvemos la Montaña exige al Ayuntamiento y la Junta que «se restauren los terrenos afectados por las balsas de lodos y cortes edafológicos para prevenir daños al medio ambiente». Advierte además de que «las actuaciones ejecutadas sobre el terreno en 2018 aún no han sido objeto de restauración», pese a la providencia en ese sentido que dictó el Ayuntamiento cacereño el pasado febrero, cuando se adoptaron medidas cautelares sobre los trabajos de investigación que se estaban llevando a cabo.

Vano interior de unos veinte metros, en el pozo 2.
Vano interior de unos veinte metros, en el pozo 2.

La respuesta de las instituciones apeladas por la plataforma ha sido, por el momento, de cautela. Ambas dijeron ayer no haber recibido aún el estudio elaborado por Salvemos la Montaña, de manera que hasta que no lo tengan en su poder y sus técnicos analicen la exactitud del contenido no tomarán ninguna medida concreta.

No obstante, el Ayuntamiento de Cáceres ya aclaró que, si bien «se estudiará el asunto para ver qué se puede hacer desde el ámbito municipal, la competencia en minas es de la Junta, como la propia plataforma señala en su comunicado». Mencionó en ese sentido el sellado que el ejecutivo autonómico llevó a cabo en las minas de Aldea Moret en el año 2015. Concretamente, invirtió 69.000 euros en sellar dos pozos mineros abandonados, reforzar los muros de otros dos, tapar un socavón y arreglar una pared de las minas Esmeralda y San Salvador, precisamente con el objetivo de garantizar la seguridad de las personas. El dinero salió de una línea de ayudas creada en 2014 para abordar problemas de seguridad en minas abandonadas o clausuradas.

Aunque el Ayuntamiento mantiene la prudencia a la espera de recibir el documento de Salvemos la Montaña, instó a la Junta a que «dentro de sus competencias, vele por el control y la seguridad de los trabajos mineros».

Los ocho pozos y sus coordenadas

Pozo 1.
39°27'32.34«N 6°20'18.86»O
Pozo 2.
39°27'31.59«N 6°20'15.37»O
Pozo 3.
39°27'30.78«N 6°20'14.29»O
Poco 4.
39°27'29.55«N 6°20'14.32»O
Pozo 5.
39°27'31.91«N 6°20'12.79»O
Pozo 6.
39°27'28.03«N 6°20'17.80»O
Pozo 7.
39°27'28.68«N 6°20'16.55»O
Pozo 6.
39°27'30.14«N 6°20'19.70»O

Vista exterior del pozo 2.
Vista exterior del pozo 2.

Por su parte, la Consejería de Economía e Infraestructuras, a la que se encuentra adscrita la Dirección General de Industria, Energía y Minas, también dijo no haber recibido aún el estudio elaborado por la plataforma, ya que según indica la propia asociación su nota de prensa fue enviado el miércoles día 2. «Una vez que se reciba y analice la documentación de la asociación, se verifiquen los datos, etcétera, se tomarán las medidas que se requiera a la vista de los resultados de ese análisis», apunto la Consejería.

Accidente en 2012

Los pozos abandonados de Valdeflores a los que se refiere Salvemos la Montaña ya han sido escenario de algún accidente. En octubre de 2012, un joven que practicaba escalada cayó a uno de ellos, de unos 40 metros de profundidad, y tuvo que ser rescatado por los bomberos, aunque no resultó herido y ni siquiera precisó ser atendido por la ambulancia que se desplazó hasta el lugar. No hay constancia de que a raíz se ese suceso se tomaran medidas para prevenir nuevos accidentes.

La explotación minera en Valdeflores comenzó hace unos 90 años. En este paraje se extraía estaño y ambiglonita, un fluofosfato de aluminio y litio que se utilizaba en la industria de aceites y lubricantes.

 

Fotos

Vídeos