Miles de personas disfrutaron de uno de los mejores festivales Womad de Cáceres

Casi no se registraron incidencias, aunque una niña de 12 años fue atendida ayer por intoxicación etílica

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

«Mucha gente, pero todo tranquilo», indicaba al Diario HOY un Policía Local al preguntarle si había ocurrido algún suceso durante el festival Womad. La asociación DYA también hacía un balance positivo: En el primer gran día del Festival, el viernes, habían traslado al hospital a una persona con una crisis asmática, habían atendido algunas personas heridas por caídas y por intoxicación etílica, ayer una niña de 12 años. DYA tenía tres ambulancias y el puesto sanitario en la calle Gran Vía.

La asociación de vecinos de la Ciudad Monumental, que están mirando con lupa este festival que trastoca sus vidas durante un fin de semana, señalaba que en esta edición se había mejorado en los servicios para hombres, con la colocación de los baños tipos seta, pero el problema seguía con las mujeres, que no tienen suficientes servicios. Se quejaban de que la mayoría de los baños de los hosteleros, «estaban cerrados al público y eso tampoco ayuda a las chicas». Agentes de la Policía Local han multado a bastantes personas por orinar en la calle.

La asociación de vecinos también informaba de una novedad de este año: el de la utilización de vasos reutilizables, que ha creado polémica ya que los bares venden los vasos a un euro y mientras unos devuelven el dinero si se entrega el vaso, otros no. Los propietarios de bares que no devuelven el dinero aseguran que no firmaron documento alguno en el que se comprometieran a la devolución. Se da el caso de un establecimiento que el jueves ponía en carteles que devolvía el dinero, pero luego, al ver lo que hacían otros bares, quitaron los carteles y ya no había devoluciones. «Es el primer año y estamos en proceso de adaptación», indica Juan Manuel Honrado, presidente de la asociación de vecinos que fomenta el que cada usuario utilice un solo vaso reciclable, para evitar un festival Wopad (mundo de plástico y basura).

Hubo mejoría en los servicios de hombres y polémica con los vasos reutilizables

Intentando mejorar este festival de año a año, en esta 28 edición, el buen tiempo ha ayudado a que miles de personas disfruten de uno de los mejores festivales Womad, en donde músicos de distintas partes del mundo han actuado, aprovechando el momento para ser reivindicativos.

La cantante turca Gaye su Akyol (Estambul 1985), que actuó en San Jorge disfrazada de superheroína, se declaró profundamente feminista, y defendió la lucha por los derechos humanos «frente a la cultura religiosa que intenta imponer el gobierno de mi país».

Gaye su Akyol, arriba; abajo, Tree House y Menwar. / Armando Méndez

Los franceses Les Négresses Vertes, grupo que se formó en los distritos de clase trabajadora de París, criticó que en Francia existe un racismo de ricos contra pobres. Dijeron que los chalecos amarillos, que llevan meses manifestándose en Francia, «son una representación de la gente abandonada en el mundo rural, abandonados por aquellos que han tenido éxito».

Alejado de la política, Menwar, de Isla Mauricio, se centró en la música que une, «toda la música viene de África, el ritmo de seis por ocho nos reúne a todos», dijo este percusionista que con su ravanne, una especie de gran pandereta, actuó en el escenario de San Jorge, en donde también actuó la cubana La Dame Blanche. Ayer por la noche, en la Plaza Mayor cantó la esperada 'Reina del calypso', que con 79 años es la cantante más veterana de este Womad, en donde el viernes, triunfó el norteamericano John Ellison de 77 años, corriendo mientras cantaba su famosa canción 'Some kind of wonderful' compuesta en 1967. Quienes despidieron esta edición del Womad esta madrugada fueron los jóvenes holandeses Jungle by Night, todo vitalidad en su directo.

Más

Temas

Womad