Un año del asesinato del anestesista que se formó en Cáceres

Lugar del crimen, el cadáver estaba en el coche de la derecha. En el círculo, Óscar Gutiérrez. :: :: /R.C./HOY
Lugar del crimen, el cadáver estaba en el coche de la derecha. En el círculo, Óscar Gutiérrez. :: :: / R.C./HOY

Se sigue investigando la muerte del médico que trabajó cuatro años en la capital cacereña

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

Hace un año, en el verano de 2018, miembros del personal sanitario del Complejo Hospital Universitario San Pedro de Alcántara de Cáceres recibieron asombrados la noticia del asesinato del anestesista Óscar Gutiérrez, que estuvo cuatro años formándose y trabajando en Cáceres.

Nacido en Colombia en 1986 hizo la especialidad de Anestesista en Cáceres. Aquí realizó el MIR desde el 29 de mayo del año 2013 al 21 de mayo de 2017. En ese mismo 2017 se casó con una médico también colombiana de nacionalidad española, Diana Lucía Acevedo.

Luego se fue a trabajar a Segovia, en donde estuvo casi dos años en la Unidad de Anestesiología del Hospital General de Segovia, era médico adjunto. Desde principios del año 2018 el matrimonió vivía en Madrid, donde trabajaban como médicos.

Fue en el verano pasado cuando Óscar decidió aprovechar las vacaciones para visitar a su familia en Cali, en Colombia.

El 13 de julio decidió ir en coche a Palmira, ciudad de más de 300.000 habitantes que está a 26 kilómetros de Cali. A las once de la mañana estaba conduciendo por una calle de Palmira un coche gris, un Spark, cuando se acercó una moto de gran cilindrada y el motorista, una vez que estuvo a su altura, le disparó dos veces, alcanzándole un proyectil en la cabeza. Murió al instante, colisionando su coche con otro que estaba estacionado.

Desde entonces las autoridades de Colombia han intentando esclarecer este asesinato, que es el claro ejemplo de un crimen hecho por un sicario al que se le encarga que mate a alguien.

Para intentar dar con el autor material del crimen, la Secretaria de Seguridad Municipal de Palmira ofreció una recompensa de 10 millones de pesos (el equivalente a 3.000 euros). De esta forma se logró la captura del supuesto sicario el 21 de diciembre de 2018. Se trata de Kevin Polanía. Según la policía colombiana, él reconoció que le había matado y culpó a la esposa de Óscar. Dijo que ella le había encargado que acabara con su vida.

Según publicó el Diario ABC, el sicario, tras matar a su víctima, se fue a su casa, se cambió de ropa e hizo fotos del lugar del crimen. Envió esas imágenes a la mujer del anestesista y le exigió más dinero por cumplir el encargo.

La mujer cuando fue detenida, luego quedó en libertad. ::
La mujer cuando fue detenida, luego quedó en libertad. :: / ABC

Una tía de Óscar viajó a Madrid e interpuso una denuncia, y desde ese momento agentes colombianos y españoles empezaron a trabajar conjuntamente para detener a la doctora Diana Acevedo. Se supo que se había trasladado a Barcelona en donde estaba ejerciendo como médico. Se supo también que ella había intentado cobrar un seguro de vida de su marido por valor de 100.000 euros, paralizando la policía la operación de cobro.

El padre de Diana fue a la Fiscalía de Palmira para saber si se estaba investigando a su hija. Se le tranquilizó y se le comunicó que sería bueno que ella volviera a Colombia para que la Fiscalía le informara sobre la muerte de su marido.

Cayó en la trampa. Diana Acevedo llegó el 4 de marzo de 2019 al aeropuerto Alfonso Bonilla Aragón de Palmira y allí fue detenida. La policía dio una rueda de prensa con ella detenida, diciendo que había ordenado el asesinato de su marido para cobrar los 100.000 euros del seguro de vida. La pareja estaba en crisis y se iban a separar.

La Policía de Colombia lo veía muy claro, pero no tanto la Juez Penal Municipal de la ciudad de Palmira, que dos días después de su detención la dejó en libertad, de manera que pudo volver a ejercer la medicina en España, aunque sigue estando investigada.

Un año después del asesinato del anestesista Óscar Gutiérrez, que trabajó cuatro años en Cáceres, el caso aún no está cerrado.