Asesinan en Colombia a un médico que estuvo cuatro años trabajando en Cáceres

Imagen del suceso de Radio Caracol. El coche del médico es el de la derecha. :: s.e./
Imagen del suceso de Radio Caracol. El coche del médico es el de la derecha. :: s.e.

El anestesista Óscar Guillermo Gutiérrez, de 32 años, recibió un disparo en la cabeza mientras conducía su automóvil

Sergio Lorenzo
SERGIO LORENZOCáceres

Personal sanitario del Complejo Hospital Universitario San Pedro de Alcántara de Cáceres se mostraba ayer consternado ante la noticia de que el anestesista Óscar Guillermo Gutiérrez Carabali, de 32 años, había sido asesinado en su país, en Colombia.

Nacido en la localidad de Cali en el año 1986, Óscar Gutiérrez hizo la especialidad de anestesista en el Hospital San Pedro de Alcántara. En concreto, realizó la formación del MIR desde el 29 de mayo del 2013 al 21 de mayo de 2017.

En esa fecha, se fue a trabajar a la Unidad de Anestesiología del Hospital de Segovia.

En el plano personal, se sabe que se casó con una española, otra doctora, y a principios de este año 2018 el matrimonio se trasladó a Madrid, donde fijaron su residencia y él empezó a trabajar en un centro hospitalario.

Al iniciar sus vacaciones este verano, Óscar Gutiérrez decidió viajar hasta Cali para ver a su familia, y a los pocos días se ha producido la noticia de su asesinato.

Se encontraba en la populosa ciudad colombiana de casi dos millones y medio de habitantes, cuando el pasado viernes por la mañana se desplazó en coche hasta Palmira, una localidad de unos 310.000 habitantes que se encuentra a 26 kilómetros de Cali.

A las once de la mañana conducía un coche gris, un Spark, con la matrícula DEO-643 de Cali. Estaba ya en Palmira, cuando se acercó al automóvil una moto de gran cilindrada cuyo conductor, una vez que estuvo a su altura, le disparó dos veces, alcanzándole un proyectil en la cabeza. Murió prácticamente al instante. Su coche colisionó con otro que estaba estacionado.

Carlos Arjona:«El Colegio de Médicos lamenta la muertede este compañero»

Estuvo haciendo el MIR en el Hospital Universitario San Pedro de Alcántara desde el año 2013 al 2017

Medios de comunicación colombianos han informado que el médico podría haber intentado huir chocando con el vehículo y recibiendo entonces los dos disparos que le causaron la muerte. El hecho es que murió prácticamente al instante de ser agredido. El coronel Efrén Blanco, comandante de la Policía de Palmira, confirmó que el sicario huyó, «mientras que la víctima fallece dentro del vehículo. Por la gravedad de las heridas no alcanzó a ser trasladado a un centro asistencial».

Recompensa

El Ayuntamiento de Palmira ha ofrecido una recompensa de hasta diez millones de pesos (el equivalente a 3.000 euros), «para quien dé información que permita dar con el paradero de los actores materiales e intelectuales del hecho», según reza el llamamiento.

En la zona de Cali, donde los casos de violencia son frecuentes, esta muerte sin embargo ha causado cierta extrañeza, ya que se trata del segundo médico asesinado en cinco meses.

La tarde del 8 de febrero fue asesinado el ginecólogo Juan Carlos Rengifo Mendoza. Se informó de este suceso indicando que había sido víctima de un ataque de sicarios, en el barrio Los Cámbulos. En este caso, caminaba por una calle cuando fue abordado por dos hombres con armas de fuego que habían llegado a su lado también montados en un motocicleta.

La muerte de Óscar Guillermo Gutiérrez ha impresionado a quienes pudieron conocerle y trabajar con él en Cáceres, como el médico José Ángel Marcelo.

«Era una excelente persona – asegura –. Parece que intentaron secuestrarle unos sicarios para pedir un rescate por él y salió huyendo con su coche. Lo que sí es seguro es que no se trata de asuntos de droga ni de un ajuste de cuentas», subraya el médico cacereño.

Óscar Gutiérrez estaba muy implicado en aprender de los profesionales que trabajan en el Sistema Extremeño de Salud (SES) y dejó un grato recuerdo. Él formó parte del comité organizador del Congreso de anestesistas organizado por Anestex, que tuvo lugar el 8 y 9 de abril del año 2016 en el Complejo Cultural San Francisco.

El presidente del Colegio Oficial de Médicos de Cáceres, Carlos Arjona, que no llegó a conocerle durante su estancia en la ciudad, indicaba ayer al Diario HOY que la institución que preside «lamenta la muerte de este compañero. Es un triste suceso».

El diario El Norte de Castilla también recogía ayer la noticia del asesinato en Colombia del anestesista que estuvo casi dos años trabajando en el Hospital General de Segovia. Informaban que el presidente del Colegio Oficial de Médicos de esa provincia, Enrique Guilabert, confirmó al periódico que Óscar Gutiérrez había trabajado en la Unidad de Anestesiología como médico adjunto, expresando «sus condolencias y pesar ante el fatal suceso».

El asesinato del anestesista es una prueba más de la gran inseguridad que hay en Colombia, en donde Cali es su tercera ciudad más insegura, después de Bogotá y Medellín.

En marzo de este año, en Cali causó asombró que en un sólo fin de semana hubo 19 asesinatos.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos