«La cosecha de uva será algo mejor que el año pasado»

Eusebio Zamora es agricultor en Tierra de Barros. :: G. C./
Eusebio Zamora es agricultor en Tierra de Barros. :: G. C.

Las lluvias de esta primavera no han permitido a la viña, ni al olivar recuperarse de la sequía, apunta este agricultor de Tierra de Barros

GLORIA CASARES

Corte de Peleas. Desde que tenía 28 años Eusebio Zamora es directivo de cooperativas agrarias en la localidad de Corte de Peleas, donde llegó a presidir una de ellas. Hoy en día sigue como asociado en las dos cooperativas de la localidad, la de Santa María Egipcíaca de vinos y la de San José de aceitunas.

-¿Cómo se presenta la cosecha de uva en Tierra de Barros?

-En la uva se preveía que con la lluvias hubiera una buena cosecha, y no va a ser mala, pero no va a ser buena. Esperamos que haya un poco más de cosecha que el año pasado, pero sólo un 10 o un 15% más y ahora mismo, además, estamos con las enfermedades de la viña. Estamos con curas continuas, llevamos muchas más curas que otros años, lo que nos supone más gastos que otras campañas y estamos a expensas del precio.

-¿Qué problema tienen las viñas?

-Ahora mismo en las mismas parcelas hay cepas que están bien y otras zonas en las que no hay nada. No hay producción, el racimo se ha quedado pequeño o no hay racimo.

-¿Y a qué se debe?

-Pues a la sequía del año pasado. Ha llovido, pero ha llovido tarde y aún no se ha repuesto la planta de la sequía que ha venido sufriendo. En septiembre y octubre hizo mucho calor y no llovió. Y eso afecta mucho a la planta.

-¿Y este año hay más enfermedades?

-Sí, la planta tiene más enfermedades. Han llegado e incluso curándolas, no se les va. Yo tengo zonas que llevan ya seis o siete curas, cuando normalmente son tres o cuatro al año en un año normal, aunque ya no hay años normales. Te puedo decir que hay zonas con hasta siete curas en algunas parcelas, seguidas durante diez o doce días, y sigue el oidium, lo que llamamos la arenilla.

«Estos calores nos pueden ayudar más con el oidium que las propias curas»

-¿Por qué esa mayor incidencia de la enfermedad?

-Es consecuencia de las temperaturas, aunque han sido suaves, la planta por la mañana salía con rocío, se le pega el rocío por las temperaturas y provoca la enfermedad del oidium. Y como han sido tantos días y sin calor, se provoca esta enfermedad y una vez que entra es difícil recuperar la planta. Estos calores nos pueden ayudar más que las propias curas.

-¿Y después, pendiente del precio?

-Los precios son los que nos dan los mayores problemas. Puedes sacar una mayor o peor producción, pero son los vaivenes de precios, como cualquier producto agrícola, los que nos da los problemas, porque no hay una estabilidad.

Se puede ganar más o menos, pero si hay una estabilidad, el agricultores se puede echar sus cuentas, pero si no es complicado. Y, además, tardamos más de un año en cobrar el producto. Tienes que llevar otro año por delante sin coger dinero, esperar a que se venda el vino.

Y gracias a que estamos en cooperativas. Porque en las cooperativas los agricultores defendemos mejor el precio del producto que en la calle.

«Yo calculo que con la vendimia en Tierra de Barros llevamos un retraso de unos 20 días»

-¿Cuándo empezará la vendimia?

-Pues yo calculo que llevamos un retraso de unos 20 días, así que yo creo que hasta el día 20 de agosto no empezaremos.

-¿Y la campaña de aceitunas?

-El olivo, el año pasado había bien de fruto, pero no acompañó el año para nada y las fuertes temperaturas de septiembre u octubre hicieron mucho daño. El año pasado se cogió mucha aceituna de verdeo, pero no era buena porque no había humedad, pero este año como las lluvias han caído en primavera, hay muchos olivos que no han echado ni flor.

Los olivares con riego de apoyo van a tener un poco de cosecha, pero el de secano prácticamente nada, quizás se llegue a los 200 kilos por hectárea, que es prácticamente nula.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos