"En la misma comida no debemos tomar grasas y azúcares"

El doctor José Enrique Campillo, experto en nutrición, ha aconsejado a extremeños que quieren desprenderse de los kilos de más

ÁNGELA MURILLOHOY.es

Enero se hace cuesta arriba también por los kilos de más. Son muchos los extremeños que estos días se plantean fórmulas para perder esos gramos que ganamos en las copiosas comidas navideñas. Para adelgazar con cabeza, el doctor José Enrique Campillo ha charlado con los lectores de HOY.es y ha resuelto sus principales dudas e inquietudes con consejos fáciles de seguir. Estas son algunas de sus respuestas.

¿Cómo se puede evitar la ansiedad por no comer y las ganas de comer a todas horas?

Eso varía mucho de unos a otros. Hay que darse cuenta que para muchas personas la comida puede ser tan adictiva como para algunas personas el tabaco. Cuando alguien se pone en dieta puede tener un síndrome de abstinencia parecido. La fórmula que yo usé para dejar de fumar y también para calmar la ansiedad de la comida fue beber mucha agua y caminar. El hambre origina ansiedad, y si uno es predispuesto a comer mucho, si es grave puede ir al médico a que le recete el médico un ansiolítico.

¿Cómo se puede perder medio kilo en un mes?

Perder 500 gramos en un mes no es complicado. Puede hacerlo de dos formas: suprimiendo algo de la dieta diaria, o más fácil aún, haciendo algo más de ejerciendo cada día. Simplemente con andar media hora más a buen paso cada día ya los pierde.

¿Es antinatural tomar leche después de la lactancia, más aún siendo de otros animales?

No hay ningún animal mamífero, excepto el ser humano, que consuma leche tras el destete. Incluso en la especie humana unos pocos de privilegiados digieren leche con normalidad. El 70% de las personas tienen intolerancia a la lactosa. Desde mi punto de vista la leche no es un alimento indispensable. Los nutrientes que tiene se pueden conseguir de otros muchos alimentos, incluido el calcio. Más calcio que la leche tienen por ejemplo las anchoas en lata.Es muy útil en niños pequeños, pero si alguien come bien, con la del café es suficiente. Siempre desnatada, eso sí.

¿Es partidario de las dietas disociadas?

La única dieta disociada que funciona es la que dice que no se puede mezclar dulces con grasa en la misma comida. Las demás no tienen valor. Pierde uno unos cuantos kilos pero luego se recuperan rápido. Para los que tengan grasa en la barriga es importante no mezclar, por ejemplo, si se toma cordero, hacerlo con lechuga, no con tocino de cielo de postre. Si se quiere tomar ese dulce que lo haga por la tarde.

¿Qué consejo daría a alguien que amanece con el estómago cerrado y no tiene apetito para desayunar?

Lo que se puede hacer es levantarse un poco antes y tomar un zumo natural. Al cabo del rato, mientras hace efecto el zumo, tendrá más ganas de comer en el desayuno. Es una comida importante. A veces las ganas de comer por la mañana dependen de la hora a la que se tomó la cena.

¿En qué medida puede afectar el estrés a nuestra dieta?

El estrés y la alimentación tienen una doble conexión. El estrés influye en la alimentación, y también a la inversa. La alimentación es más sana y sienta mejor cuando la practicamos de forma tranquila, hablando con otras personas, e incluso teniendo una sobremesa larga. Es decir, la forma en que los españoles solemos, o solíamos, comer. Hay que comer con tranquilidad y en compañía. Eso es lo más sano.

¿Cuánto debemos andar a diario?

Hay que andar cuanto más mejor. Y a los que no les guste hacer deporte, recomiendo que se compren un podómetro, un aparato que cuenta pasos. Cada paso suele ser equivaler medio metro. Cuando se levanten por la mañana se lo colocan, aunque solo sea para ir al baño. Y no se acuesten nunca sin haber andado 12.000 pasos, que equivalen a unos seis kilómetros. Es una buena distancia diaria.

¿Que productos extremeños se podrían incluir en la llamada "dieta mediterránea"?

Creo la OMIC del Ayuntamiento de Badajoz regala aún un libro mío titulado 'La Dieta de la dehesa'. Aquí no tenemos boquerones, pero sí el cerdo ibérico, que tiene los mismos ácidos grasos. Hay que hacer la dieta de la dehesa, comer los productos extremeños de toda la vida, en cantidades moderadas, acompañados por las verduras y hortalizas de la tierra que siempre hemos tomado.

¿Qué piensa de la dieta Pronokal?

Es una dieta cetogénica. Cada dos o tres años sale una nueva. Todo es lo mismo. Perder peso a base de comer sobres o algo raro es fácil, pero no puedes seguir toda la vida tomando eso. Es lógico que luego lo recuperes, de ahí que hablara del plan de alimentación para toda la vida.

¿Qué se puede hacer para no engordar cuando dejas de fumar?

Beber cuatro o cinco litros de agua diarios, continuamente. Cada vez que tenga ganas de comer o fumar, se toma dos vasos de agua. Yo pasé de tres paquetes a cero con ejercicio y mucha agua. Me dio muy buen resultado.

¿Es posible cambiar el metabolismo en una persona 60 años?

La mejor forma de cambiar el metabolismo con 60 años para gastar más energía es hacer ejercicio físico de máquinas y pesas. Al aumentar el músculo, la masa magra consume mucha energía. Ese músculo hipertrofiado aumenta el consumo energético no solo durante la hora de gimnasio, sino también después. Así que póngase cachas y verá como aumenta el consumo energético de su organismo.

¿El alcohol engorda o adelgaza?

Hace un doble efecto. A pequeñas dosis, engorda. El alcohol en el organismo se comporta como una grasa. El vino va por las rutas de las grasas. Pero cuando se toma en mucha cantidad, y en bebidas destiladas y licores, se puede producir un cierto daño de la pared intestinal y del hígado. Eso puede impedir la absorción de nutrientes y la asimilación de los mismos. Por eso personas que consumen mucho alcohol están muy delgadas. Además, el alcohol reduce la absorción de vitaminas. En grandes consumidores al bajar la ingesta de alcohol se puede engordar. La dosis ideal de alcohol son dos vasitos de vino o dos cervezas, o un licor, o una copita de lo que sea, al día. Una de estas cosas al día. Remarco la o.