Hoy

Trump dice que Rusia nunca le ha chantajeado con información comprometedora

vídeo

Donald Trump, presidente electo de Estados Unidos. / Mike Segar (Reuters)

  • La documentación procede de un exagente del MI6 británico contratado por otros candidatos presidenciales para hacer una "investigación de oposición" política sobre el presidente electo

  • WikiLeaks recela del documento y pone en duda que el estilo, los hechos y los datos correspondan a un informe de Inteligencia"

El presidente electo de EE UU, Donald Trump, ha asegurado hoy que el Gobierno ruso nunca ha tratado de chantajearle con información comprometedora sobre su vida privada y financiera.

Medios estadounidenses como la CNN, The Washington Post y The New York Times publicaron ayer información basada en un informe de inteligencia según el cual Rusia posee datos comprometedores suficientes como para "chantajear" a Trump.

El informe, que se encuentra ahora en manos de las agencias estadounidenses, fue entregado la semana pasada tanto a Trump como al todavía presidente, Barack Obama.

"Rusia nunca ha tratado de utilizar su influencia sobre mí. ¡No tengo nada que ver con Rusia: ni negocios, ni prestamos, nada!", reaccionó Trump en la red social Twitter.

"Las agencias de inteligencia nunca deberían de haber permitido que esta noticia se 'filtrara' al público. El último disparo ha sigo contra mí. ¿Es que vivimos en la Alemania nazi?", añadió hoy Trump, quien ya anoche tildó el informe de "noticia falsa" y consideró que era producto de una "total caza de brujas política".

En su cuenta en Twitter, Trump también citó la respuesta que el Kremlin dio hoy al informe, tachándolo de "absoluta falsedad". "Es una absoluta falsedad, fabricada" por aquellos que tienen interés en "dañar las relaciones bilaterales" ruso-estadounidenses, dijo a la prensa Dmitri Peskov, el portavoz del presidente ruso, Vladímir Putin, a quien los servicios de inteligencia de EE UU acusan de interferir directamente en las elecciones presidenciales que ha ganado Trump.

La relación entre Moscú y Washington se encuentra en un momento especialmente tenso debido a que las agencias de inteligencia de EEUU afirman que el Kremlin orquestó una serie de ciberataques para influir en los comicios con el fin de favorecer a Trump y dañar a la excandidata presidencial demócrata, Hillary Clinton.

"Gané las elecciones fácilmente", reivindicó hoy Trump, quien dijo que el gran movimiento que se creó a través de su candidatura ha sido "verificado" y es cierto.

La información en manos de Rusia incluiría, según lo publicado, pruebas recogidas por los servicios de inteligencia rusos sobre una supuesta "perversión sexual" de Trump en una suite de un hotel de Moscú.

Según el documento, Trump había contratado a varias prostitutas para que orinaran mientras él miraba en la cama de la misma suite presidencial del Hotel Ritz Carlton en la que se habían hospedado el presidente Obama y la primera dama, Michelle Obama, durante una visita a Moscú.

Desmentido del Kremlin

El informe citado también recoge que las autoridades rusas ofrecieron a Trump suculentos negocios inmobiliarios relacionados especialmente con la Copa Mundial de Fútbol que se jugará en Rusia en 2018, aunque el presidente electo los rechazó.

Lo que sí aceptaron presuntamente tanto Trump como sus asesores fue la información sobre los demócratas y Clinton, que la inteligencia rusa había obtenido a través de ataques informáticos, de acuerdo con el informe publicado.

El Kremlin sin embargo ha tachado hoy de "absoluta falsedad" las informaciones que, ha criticado, han sido "fabricadas por aquellos que tienen interés en dañar las relaciones bilaterales" entre Rusia y EE UU, a través del portavoz, Dmitri Peskov. "Hay quien instiga esta histeria, que se sale de la piel para sostener esa caza de brujas. Por cierto, el propio presidente electo Trump definió esa mentira como la continuación de la caza de brujas", subrayó el portavoz.