Hoy

Adif prevé sacar a concurso a finales de año el último tramo del AVE de Cáceres a Badajoz

Montaje de vías, al sur de Cáceres. :: HOY
Montaje de vías, al sur de Cáceres. :: HOY
  • La obra del proyecto San Rafael-Cuarto de la Jara en el entorno de Mérida se adjudicó en 2015 pero el contrato se ha anulado este año

Adif Alta Velocidad tiene previsto iniciar a finales de este año el expediente de contratación para la obra del tramo San Rafael-Cuarto de la Jara, el único que falta para culminar la nueva línea de altas prestaciones entre Cáceres y Badajoz, aunque no es necesario para que el nuevo tren entre en servicio.

En la actualidad la empresa pública trabaja para poner en uso la plataforma de alta velocidad entre Plasencia y Badajoz con el objetivo de que en 2020 puedan circular trenes por vía única electrificada.

Las obras se centran entre Plasencia y Cáceres, ya que entre la capital cacereña y Mérida ya están terminadas, al igual que entre la capital autonómica y Badajoz.

Además de los accesos a las ciudades, también falta el paso por el entorno urbano de Cáceres, aún pendiente de proyecto, y por Mérida. En este caso, se diseñaron dos tramos, San Rafael-Cuarto de la Jara y Cuarto de la Jara-Arroyo de la Albuera, donde enlazará con la plataforma ya construida hacia Badajoz.

El paso por Mérida se planteó primero como un bypass y después con una entrada en fondo de saco, lo que explica el retraso en la ejecución de las obras. Finalmente, se decidió acometer los dos tramos citados y promover la construcción de una nueva estación en el primero de ellos.

Con ese fin, salieron a concurso en marzo de 2014 y se adjudicaron entre finales de ese año y comienzos de 2015 por un importe conjunto de 35 millones de euros. Sin embargo, las obras no llegaron a iniciarse. El Ministerio de Fomento reconoció problemas con las adjudicatarias y en enero de este año resolvió el contrato del tramo San Rafael-Cuarto de la Jara.

Debido al retraso de esta actuación, Adif proyectó la conexión entre la línea de alta velocidad y la red convencional para acceder a Mérida en el entorno de El Carrascalejo, donde termina la plataforma del AVE ya construida. De ese modo, el hecho de que este tramo no esté terminado no afectará a la circulación del tren de altas prestaciones en 2020. Pese a ello, se ha decidido acometer la obra.

Con ese fin, el organismo público ha publicado un anuncio de información previa en el Diario Oficial de la Unión Europea. Esto permitirá agilizar la tramitación futura del expediente.

Según recoge este anuncio, Adif prevé iniciar el nuevo concurso en el último trimestre de este año. Contará con un presupuesto de 31,9 millones de euros (sin IVA), prácticamente el mismo importe que en 2014. Pero se amplía el plazo de ejecución, que pasa de 12 a 20 meses.

De ese modo, la obra podría concluir en 2020. Ponerla en uso exigiría adecuar un nuevo ramal de acceso a Mérida, una actuación ya prevista pero que tiene complicaciones por el cruce con la carretera EX-209, que conduce a Montijo.

Electrificar hasta Madrid

La portavoz de la Junta de Extremadura, Isabel Gil Rosiña, apuntó ayer que la consejera de Medio Ambiente y Rural, Begoña García, preguntará hoy por la situación de los contratos ligados al nuevo servicio ferroviario en la reunión que mantendrá en Madrid con el presidente de Adif, Juan Bravo.

Gil Rosiña destacó que, desde que se firmó en la región el Pacto por el ferrocarril, se han reactivado 25 de los 26 contratos del tren de altas prestaciones. Según dijo, Begoña García preguntará por la ejecución de estas obras y volverá a pedir que los técnicos de Adif vengan a la región a revisar los trabajos. Además, insistió en que la Junta reclama la electrificación completa de la línea hasta Madrid, no sólo entre Plasencia y Badajoz, como está previsto.

Por su parte, el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago, definió como «noticia histórica» para la región la colocación de las primeras vías del que en el futuro será el AVE a Extremadura.