Hoy

«La manifestación de Badajoz es el inicio. Esto no se va a parar»

IManifestación reivindicando un tren digno para Extremadura

vídeo

IManifestación reivindicando un tren digno para Extremadura / HOY

  • Los convocantes de la marcha por un tren digno inciden en el «clamor» ante un problema evidente que requiere de más actuaciones

La demanda de unas decentes infraestructuras ferroviarias en Extremadura, sin renunciar en absoluto al AVE, sigue en pie para los convocantes de la manifestación por un tren digno en la región. Patronal, sindicatos, partidos (todos menos el PP), organizaciones agrarias y colectivos de distinta índole apoyaron el sábado la marcha en Badajoz aunque recalcan que las acciones para tener al menos una aceptable conexión férrea en nuestro territorio no se han acabado. Al contrario.

«Esto es el inicio de algo que no se va parar. Una manera de empezar frente a un clamor de los extremeños», resume Javier Peinado, secretario de la patronal extremeña. «El tener un buen ferrocarril es una exigencia que nadie puede obviar. Y es, sobre todo, algo de justicia», dice Patrocinio Sánchez, secretaria regional de UGT. «Ahora hay que ir a Madrid a reclamar inversiones», resume Irene de Miguel, diputada regional de Podemos.

La manifestación del sábado ha abierto el camino de un listado de nuevas iniciativas a desarrollar en los próximos meses para conseguir mejorar nuestra anquilosa red ferroviaria pero también originó un debate sobre el número de asistentes que acudieron a la misma, entre 2.000 y 4.000 personas.

«Obviamente me hubiera gustado que hubieran ido 10.000, por poner una cifra, pero no me sorprendió la respuesta. Fue una manifestación multitudinaria dentro de lo que se entiende como multitudinaria en una sociedad como la nuestra en la que cuesta movilizar a la gente. Y si a eso le sumamos la lluvia...», explica Julián Carretero, secretario regional de CCOO.

«Creo que hubo una buena asistencia y fue una buena manifestación. Quien la politizó fue solamente el PP. En todo caso el reto es lograr cada vez más apoyos porque nos jugamos mucho», dice Victoria Domínguez, diputada de Ciudadanos.

«En el contexto de hoy, con una sociedad tan individualizada es un éxito conseguir sacar a la calle 2.000 o 3.000 personas en demanda de un ferrocarril digno, como ocurrió el sábado», señaló ayer el presidente extremeño. Guillermo Fernández Vara destacó, que es «la primera en mucho tiempo» en la que, por encima de los colores políticos, se ha sido capaz de ponerse de acuerdo respecto a algo.

Concienciación y exigencia

Añadió Vara que el Pacto por el Ferrocarril «tiene que dejar de ser un tema de la política de los partidos para ser un tema de la política con las personas y de las personas».

«El debate, a mi juicio, no es el número de manifestantes sino que pedir un tren digno no es algo político. Lo que ocurre es que hay muchos extremeños desengañados con el tema del AVE, desilusionados. Es lógico. Pero no podemos rendirnos», concluyó Sánchez. La dirigente de UGT avanza que antes de final de año posiblemente habrá otra manifestación, ahora en Cáceres, pero que el grueso de las medidas «para lograr una concienciación aún mayor de los extremeños» hacia el problema ferroviario llegará después.

Se contemplan jornadas técnicas, debates en los municipios, nuevas protestas... «Hay que explicar y hacer pedagogía. No tenemos ni un solo kilómetro electrificado de vía. Que se sepa lo que eso significa en retraso y desigualdad de oportunidad», expresa el dirigente de CCOO.

«El debate es cómo mejorar, cómo lograr un transporte decente para nuestro desarrollo. Es nuestro presente y nuestro futuro. También habrá que hacer pedagogía con eso. Y hay que exigir a quien le compete, que es el Gobierno de Madrid, esas inversiones», tercia Peinado.

«La manifestación de Badajoz es un primer paso consensuado entre mucha gente. Ahora la iniciativa debe tomarla Vara. Ir a Madrid a reclamar más inversiones al Gobierno y también se hace imprescindible que otras regiones conozcan realmente nuestras infraestructuras», añade Irene de Miguel, de Podemos.

«No hay que ni vanagloriarse del número de asistentes ni se puede hablar de fracaso. Y si el PP se pone con este discurso está cometiendo un error tremendo», reflexiona De Miguel a HOY. «Ir por ahí es una falta de respeto pero también de tacto político», finaliza Carretero.