Historia corta de Mansaré y Bangoura en el Cacereño

Sus fichas serán ocupadas por Toni Sánchez y Rubén Rivera

F. G.CÁCERES.

El Cacereño presentó oficialmente en la tarde de ayer a Toni Sánchez, que ya había entrenado por la mañana con sus nuevos/viejos compañeros y firmado ayer un contrato por año y medio con opción a otra temporada más. Pero la noticia fue la marcha definitiva de los dos guineanos, Ibrahima Bangoura (Conakry, Guinea, 1982) y Fodé Mansaré (Conakry, Guinea, 1981), que llegaron en septiembre para marcharse en diciembre impolutos.

«No podemos decir que es un fracaso, porque lo hicimos con las mejores intenciones», apuntó ayer Ángel Rolo, el vicepresidente deportivo del club. «Ha sido imposible conseguir el traspaso de Ibrahima, después de hablar con más de mil personas. Y el otro, Fodé, esta cojo. Era una lesión tras otra. Es un disgusto porque preveíamos que era un salto de calidad para el equipo, pero no han podido demostrar nada».

De hecho, Bangoura ni tan siquiera ha debutado y Mansaré jugó tan solo cuatro minutos frente a La Hoya Lorca en El Cuartillo y ante el Jerez en las semifinales de la Copa Federación. Sus fichas serán ocupadas por Toni Sánchez y Rubén Rivera.

A pesar de no tener ninguna ficha libre más, el club verdiblanco no descarta volver a mirar en el mercado de invierno por si se encontrara con un delantero.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos