La AD Mérida sustituirá al Mérida UD en Tercera

El actual club, que desaparecerá cuando termine la temporada, ha vendido su plaza mediante una subasta pública

FERNANDO GALLEGOMÉRIDA.

El Mérida UD desaparecerá por liquidación una vez concluya la actual temporada y el Emérita Augusta ya ha descendido a Preferente por vía deportiva, y aún así la capital emeritense volverá a tener representación en Tercera la próxima campaña. Tras el Mérida CP y el Mérida UD, es el turno de la AD Mérida, hijo y nieto de los dos anteriores: el juzgado de lo Mercantil de Badajoz ha adjudicado a la Agrupación Deportiva Mérida, club de nueva creación, los derechos federativos del Mérida UD. Plaza por plaza tras una subasta pública apenas publicitada.

El trabajo entre bastidores de la directiva del Mérida UD, responsables a la vez del nuevo club, ha desembocado en lo que precisamente buscaban y en lo que toda la afición ya esperaba desde que el Grupo Abeto entrara a formar parte del proyecto hace ahora dos años: un nuevo club que arrancase desde el lugar que deja el último y sin deudas. Precisamente esas deudas que han abocado a la desaparición del Mérida UD se pagarán, en parte, con el dinero por el que ha vendido la plaza al nuevo Mérida, cantidad que se desconoce porque nadie del club ha dado más detalles de la operación, prudentes por si alguien recurriese la sentencia. La operación que se han marcado Mérida UD y AD Mérida se asemeja a la que en su día se hizo en Lleida: desapareció por quiebra la Unió Esportiva Lleida y vendió su plaza en Segunda B al Lleida Esportiu, su 'hijo'.

«Estamos muy vivos ya por derecho y dispuestos a dar guerra. Felicidad absoluta. Prepárense que viene lo bueno», escribió ayer en su cuenta de Twitter el presidente, Daniel Martín, que seguirá al frente del proyecto junto a su primo, Pepe Martín. Un proyecto encabezado en la parcela técnica por Bernardo Plaza y con un único objetivo: ascender a Segunda División B. Para ello el club ya ha comenzado a moverse y espera presentar un equipo tan ilusionante como arraigado en la ciudad. No deberá olvidarse de lo más importante: recuperar a una afición que se desilusionó con el destino final del Mérida CP en el 2000 y que agoniza desde el descenso administrativo del Mérida UD en 2009.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos