Un toro muerto en Coria en 2016 'resucita' en un prado de Navarra

Imagen de Dorado con un agente de la Policía Foral de Navarra/POLICÍA FORAL
Imagen de Dorado con un agente de la Policía Foral de Navarra / POLICÍA FORAL

El astado fue disecado tras fallecer en los Sanjuanes al chocar con una valla y dos años después ha causado el pánico en la localidad de Carcastillo

REDACCIÓN

«Ha corrido como la pólvora que había un toro suelto en Carcastillo... Estaba disecado, era para una sesión fotográfica. Riesgos de bulos víricos». Con este mensaje en redes sociales calmaba la Policía Foral de Navarra a los habitantes de la localidad de Carcastillo el pasado 28 de julio, tras el aviso de unos jóvenes que al ver un toro en un prado salieron corriendo.

Dorado, que así se llamaba el toro, hace que la gente corra tanto vivo como muerto. Según cuenta el Diario de Navarra, el astado de la ganadería portuguesa de Sobral estuvo como 'sobrero' en los Sanfermines de 2015, en Las Ventas en 2016 y en Coria, donde ese mismo año falleció. El toro golpeó con la cabeza con una valla en un encierro de los Sanjuanes de Coria, quedó inmóvil en el suelo y finalmente fue apuntillado.

'Resurrrección'

¿Pero dónde ha estado Dorado estos dos años? El ejemplar de la ganadería portuguesa enamoró al veterano corredor de encierros pamplonés Gorka Azpilicueta y al autor de la web 'Por las rutas del toro' Arsenio Ramírez en un viaje y quisieron que lo disecaran dos jóvenes taxidermistas navarros Javier Domínguez y Patricia Muro.

Domínguez explicó que le había dejado a Dorado a un amigo de Carcastillo, que tiene un supermercado y quería exhibirlo allí durante las fiestas patronales. «A él le gustan los toros y los caballos y tenía previsto realizar también varias fotos a los caballos junto al toro disecado. Por lo visto han dejado un momento al toro mientras iban a buscar los caballos al remolque y han debido pasar estos chicos, se han asustado y han dado la voz de alarma», explicó al Diario de Navarra.

La repercusión en redes sociales hizo que agentes de la Policía Foral se acercaran hasta la zona para comprobar si era real y una vez allí comprobaron que se trataba de un toro disecado. Dorado 'resucitó' e hizo correr otra vez a los jóvenes.

 

Fotos

Vídeos