La joven de Carcaboso fue asfixiada y el incendio de la casa fue intencionado

El abogado Estanislao Martín, con la madre y el padre de la fallecida y un familiar. :: /ANDY SOLÉ
El abogado Estanislao Martín, con la madre y el padre de la fallecida y un familiar. :: / ANDY SOLÉ

La jueza decreta libertad provisional para la madre de la fallecida, única investigada y a la que se le imputa un presunto delito de homicidio

ANA B. HERNÁNDEZ

La joven marroquí de 25 años que el pasado 6 de febrero falleció en su casa de Carcaboso no lo hizo como consecuencia del incendio, sino que fue asfixiada por parte de un tercero o terceros que, después, provocaron el fuego para encubrir lo que habían hecho.

Por eso, tras su fallecimiento, y una vez la autopsia desveló que Aouatif no había muerto a consecuencia del incendio, se puso en marcha una investigación policial que aún no ha concluido y que, por el momento, ha provocado la detención de la madre, a la que se le imputa un presunto delito de homicidio. No obstante, tras prestar declaración este miércoles, en calidad de investigada, durante más de una hora, la titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 4 de Plasencia, que también tomó declaración a varios testigos, decidió su puesta en libertad provisional con obligaciones. Según informó el Tribunal Superior de Justicia de Extremadura (TSJEx), la mujer deberá comparecer en el juzgado los lunes y jueves de todas las semanas, tiene prohibido salir del territorio nacional peninsular y se le ha retirado el pasaporte.

«Es la única investigada en la causa por el momento, pero ha negado en todas las declaraciones que ha realizado que haya tenido alguna implicación en la muerte de su hija», aseguró Estanislao Martín, abogado de la detenida.

No obstante, lo cierto es que por el momento también se desconocen cuáles son los indicios que apuntan a la supuesta culpabilidad de la madre en un suceso que entonces conmocionó a Carcaboso y que hoy continúa haciéndolo, precisamente, por el giro brusco producido en una causa sobre la que se ha decretado secreto de sumario.

«Por tanto, hasta que no se levante, no podemos estudiar la causa ni pedir nuevas diligencias, porque no sabemos por qué se acusa a la madre», reconoció el abogado. «Pero al menos su señoría ha atendido nuestra petición para que dejara a nuestra defendida en libertad con cargos y no decretara su ingreso en prisión porque, frente a lo manifestado por la Fiscalía, no hay riesgo de fuga».

Según el letrado, la familia ha vuelto a Marruecos al menos en dos ocasiones tras el fallecimiento de su hija –la mayor de siete hermanos– «y ha regresado a Carcaboso, por lo que si la madre hubiera querido fugarse del país, ya lo habría hecho», agregó Estanislao Martín también a la salida de los juzgados.

«Estamos muy contentos todos, esta tarde nos han dado una gran alegría, a Ghita y a toda la familia, porque la libertad es lo más preciado que tiene una persona», declaró Nordín, un familiar del padre de la fallecida. «Nosotros estamos celebrando el mes del Ramadán y es una tremenda alegría poder hacerlo en familia, que es como lo queremos hacer», agregó. También dejó claro que «todos apoyamos a Ghita, ella no es capaz de hacer daño a su hija ni a nadie y, por eso, confiamos en que lo ocurrido se esclarezca muy pronto».

Como también lo esperan los vecinos de Carcaboso, que tras la detención de la mujer ven con asombro lo que está sucediendo en torno «a una familia muy integrada y apoyada en el municipio», recordó Estanislao Martín. De la misma forma que la alcaldesa de la localidad, Lorena Rodríguez, lo aseguró entonces, cuando tuvo lugar el incendio en la vivienda de la familia, en la calle Liderico de Dios.

Carcaboso se volcó con Ghita, su marido y sus hijos, proporcionándoles otra vivienda y arropándoles, y lo hicieron especialmente por la mujer, muy querida en un pueblo en el que llevaban viviendo entonces, cuando tuvo lugar el incendio, 16 años y al que Aouatif había regresado dos días antes de su muerte de Salamanca, donde trabajaba.

Por eso, además de la familia, también Carcaboso confía en que se resuelva pronto lo ocurrido el 6 de febrero, «porque nadie en el municipio cree que hayan ocurrido las circunstancias violentas que pone de manifiesto la policía», zanjó ayer Estanislao Martín. Los vecinos, como los familiares de Ghita, y ella misma ha declarado, creen que no tuvo nada que ver con la muerte de la joven Aouatif.