El Supremo confirma la condena al cura de Mengabril por abusos a menores

José Donoso, durante el juicio:./HOY
José Donoso, durante el juicio:. / HOY

Ratifica la pena de 17 años y siete meses de prisión por mantener relaciones sexuales con dos niños de 12 años y por falsedad documental

REDACCIÓN

El Tribunal Supremo ha confirmado la sentencia de la Audiencia Provincial de Badajoz que condenó a 17 años y siete meses de prisión al expárroco de la localidad pacense de Mengabril por abusos sexuales a dos chicos menores de 13 años de edad y por falsedad documental. También ratifica la condena de cuatro años de cárcel a los padres de uno de los menores por delito de abuso sexual en la modalidad de comisión por omisión, ya que se estima que consintieron la relación sexual del religioso con su hijo.

El fallo de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial, de finales de 2017, consideró probado que Donoso alojó en 2013 en la casa parroquial de Mengabril a una pareja rumana y a sus hijos menores de edad, entre los que se encontraba A. M., nacido en 2001. En un contexto de dependencia económica, al menos en una ocasión mantuvo relaciones sexuales con el menor, «para lo cual llegó a pasar la noche y dormir con él en la misma cama», añade la sentencia confirmada por el Supremo.

La otra víctima era un menor que en el momento de los hechos tenía 12 años, monaguillo de la parroquia, que estaba diagnosticado de un trastorno de aprendizaje y un trastorno por déficit de atención. La sentencia recogió que, al menos en una ocasión, Donoso lo llevó a uno de los dormitorios de la casa parroquial, se acostó en una cama con él «y le pidió que le realizara una felación, cosa que el menor hizo».

Además de los dos delitos de abusos, el sacerdote fue condenado por falsedad en documento oficial, ya que falsificó informes de asistencia al colegio y de enfermedad del menor rumano para justificar que no acudiera a clase. Asimismo, fue condenado por quebrantamiento de medida cautelar, ya que cuando fue detenido por estos hechos se comunicó con él a través del móvil a pesar de que estaba prohibido.

El Supremo rechaza íntegramente los recursos de los tres condenados. El fallo incluye la privación de la patria potestad de su hijo a la pareja rumana por consentir la relación sexual. Asimismo, el párroco deberá abonar una indemnización de 10.000 euros al niño y 50.000 al otro menor víctima de abusos.

«Muy satisfechos»

Ángel García, abogado de la familia de uno de los menores, reconoce que tras el fallo del Tribunal Supremo «estamos muy satisfechos, porque se hace justicia».

El letrado espera que se den los pasos necesarios para ejecutar la sentencia, ya que en su momento la Audiencia Provincial rechazó la petición de que José Donoso entrara en prisión de forma provisional, por lo que ha seguido con su labor de sacerdote. Asimismo, recalca que tampoco se accedió a solicitar una fianza para asegurar el pago de las indemnizaciones.

Perdón de la Diócesis

En un escueto comunicado, la archidiócesis de Plasencia indicó que acepta la sentencia y rechaza los actos imputados al sacerdote. «Pedimos perdón a las víctimas, a las que ofrecemos nuestra ayuda, y a todos los diocesanos por este comportamiento, que lamentamos profundamente», agregó.

Donoso ha quedado suspendido del ejercicio del ministerio sacerdotal.

Información de archivo