El párroco de Mengabril condenado por abusos ingresa en la prisión de Badajoz

El párroco de Mengabril condenado por abusos ingresa en la prisión de Badajoz

La Audiencia Provincial también ordena la detención de los padres de uno de los menores con el que el sacerdote mantuvo relaciones

REDACCIÓN

José Donoso, el sacerdote que ha sido condenado a 17 años y siete meses de prisión por abusos sexuales a menores y falsedad documental, ingresó ayer en la prisión de Badajoz para empezar a cumplir su condena.

Donoso fue condenado por la Sección Tercera de la Audiencia Provincial a finales de 2017 tras estimar probado que durante su labor como párroco en Mengabril abusó de un menor, de nacionalidad rumana e hijo de una familia que tenía acogida, y de otro menor de la localidad. Además de estos delitos de abusos, se le impuso pena de prisión por falsedad documental, ya que creó partes falsos para justificar que el menor acogido no acudía al colegio. Los padres de este niño también fueron condenados a cuatro años de cárcel por estimar que consintieron la relación del sacerdote con su hijo.

El Tribunal Supremo desestimó el pasado martes los recursos presentados por el sacerdote y los padres del menor rumano, con lo que confirmó las penas de prisión.

Según ha podido saber HOY, la Sección Tercera de la Audiencia Provincial deBadajoz decretó el miércoles orden de detención de José Donoso, para lo que solicitó la colaboración de la Policía Nacional de Don Benito, donde el párroco ejercía. Los agentes procedieron a su detención en la tarde del miércoles, tras lo que ingresó en la mañana de ayer en el centro penitenciario de Badajoz.

Asimismo, la Audiencia Provincial ha concedido diez días de plazo para que Donoso asuma el pago de 60.000 euros en indemnizaciones.

Pareja

En cuanto a Florian C. y Doina P., la pareja de rumanos que ha sido condenada a cuatro años de cárcel por consentir los abusos sobre su hijo, la Audiencia Provincial también dio orden de detención a la Guardia Civil de Medellín, puesto del que depende la cercana localidad de Mengabril. Como en el caso anterior, el decreto fue emitido el miércoles, aunque no fue notificado a las partes hasta el mediodía de ayer. En este caso, en la mañana de ayer aún no se había ejecutado la orden.

El abogado de esta pareja, Antonio Núñez, señala que sus clientes siguen viviendo en Mengabril y que están dispuestos a ingresar voluntariamente en prisión.

Noticias relacionadas