Fuertes aguaceros inundan calles de Quintana, Cabeza del Buey y Almorchón

Balsas de agua en la calle Abajo y en el parque de la plaza Hernán Cortés:: HOY

En ninguna de las tres poblaciones pacenses se produjeron daños importantes en viviendas

A. MURILLO

El fuerte aguacero caído este lunes pasadas las cuatro de la tarde en la localidad pacense de Quintana de la Serena inundó varias zonas y formó balsas de agua en los puntos más bajos del casco urbano. Durante media hora algunas calles se convirtieron en auténticos ríos. Los puntos más conflictivos fueron las calles Laguna, Severo Ochoa, Abajo y el parque de la plaza Hernán Cortés.

Hasta que los trabajadores municipales no levantaron las tapas de las alcantarilla la red no tuvo capacidad suficiente para aliviar el agua acumulada. Una vez retiradas, las balsas desaparecieron «en cinco minutos».

Una dotación de bomberos del parque de Castuera se desplazó hasta localidad para participar en las labores de achique. Desde el Consistorio confirman que no se produjeron daños graves en viviendas. En la zona cayeron más de 30 litros por metro cuadrado en menos de una hora.

El recuerdo de la riada que sufrió la localidad hace tres décadas provocó que algunos vecinos de las calles más afectadas llamaran alarmados al 112.

Calle inundada en Almorchón, pedanía de Cabeza del Buey:: HOY
Calle inundada en Almorchón, pedanía de Cabeza del Buey:: HOY

Almorchón y Cabeza del Buey

Dos horas más tarde otra fuerte tormenta afectó a la pedanía de Almorchón y a la localidad de Cabeza del Buey, de la que depende la primera. Entre 33 y 39 litros por metro cuadrado se recogieron en unos 45 minutos. Los sedimentos y el pasto arrastrado por el agua en zonas de pendiente provocó balsas de agua e inundaciones en la carretera Ex-104, que une ambas localidades, y en las vías del tren. El tráfico no llegó a interrumpirse.

En Cabeza del Buey las zonas más afectadas fueron la calle Noria y la barriada de la Estación. La localidad también sufrió otro intenso aguacero el pasado viernes.

En las labores de achique de agua participaron los Bomberos voluntarios de Cabeza del Buey, la Policía Local, agentes de la Guardia Civil y los propios vecinos. En este caso tampoco se registraron daños importantes en viviendas.

La peor parte del temporal que azotó la provincia de Badajoz este lunes fueLa Morera. Allí las calles quedaron cubiertas de lodo. Poco después de las tres, y durante algo menos de cuarenta minutos, descargó un aguacero que obligó a intervenir a vecinos y bomberos.

 

Fotos

Vídeos