Una tormenta inunda de barro calles y casas de La Morera

Algunas viviendas se han anegado de agua / F. ACEVEDO

Poco después de las tres, y durante algo menos de cuarenta minutos, descargó un aguacero que obligó a intervenir a vecinos y bomberos

GEMA ACEVEDO PADILLALa Morera

Algo menos de cuarenta minutos de tormenta llevaron este lunes a La Morera (comarca de Zafra) inquietud entre sus vecinos, que se vieron sobresaltados por una tromba de agua que dejó buena parte del municipio cubierto de lodo, anegando algunos garajes y casas. También provocó problemas de tráfico en la carretera provincial que une Nogales y La Parra. Fue necesaria la actuación de cuatro camiones de bomberos procedentes del parque que tiene la Diputación Provincial de Badajoz en Zafra. También se sumaron a la ayuda vecinos de localidades próximas.

Los daños ocasionados en La Morera fueron el resultado más visible de una jornada para la que la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) había activado, para la tarde, el aviso amarillo por intensas precipitaciones en poco tiempo en toda Extremadura. Al final el agua no fue tan abundante como se anunció de forma general aunque de forma particular fue noticia en algunas poblaciones.

Más información

Los datos de la Aemet indican que la lluvia recogida alcanzó los 20,4 litros por metro cuadrado en Barcarrota y los 12,8 en Fregenal de la Sierra a última hora de la tarde, cuando los fenómenos tormentosos perdieron intensidad en la región y se marcharon por el este de la comunidad autónoma.

Unos 40 litros

En La Morera la tormenta hizo presencia en un intervalo de algo menos de cuarenta minutos, entre las tres y las cuatro menos veinte. Cayó con fuerza y las calles de la población se convirtieron rápidamente en pequeños ríos.

Lo peor fue que el agua llegó con lodo procedente de las tierras de la sierra cercana que rodean este pueblo llano de algo más de 700 vecinos. Eso motivó que las alcantarillas se taponaran rápidamente y que el agua alcanzara hasta medio metro de altura en algunos puntos.

Aunque no hay una estación de la Aemet en el municipio, los pluviómetros de particulares recogieron unos 40 litros por metro cuadrado en ese tiempo aproximado de cuarenta minutos.

Garajes y casas particulares se inundaron parcialmente en algunas calles como Salvaleón, Isabel La Católica, Juan Carlos I, Bravo Murillo, Francisco Pizarro, Virgen de Guadalupe o Avenida de La Constitución. Todavía con la lluvia cayendo, los morereños salieron de sus casas y empezaron a retirar el barro acumulado con palas, rastrillos, escobas y tractores, antes de que llegaran los bomberos de la Diputación.

Hoy puede volver haber tormentas en Extremadura, más previsibles en la zona este del territorio aunque de menor intensidad que las producidas este lunes. A medida que avance la semana el tiempo se estabilizará en la comunidad. Para el fin de semana, cuando entra oficialmente el otoño, hará bastante calor, con máximas de hasta 38 grados.

 

Fotos

Vídeos