Comienzan los desembalses en la cuenca del Guadiana

Cancho del Fresno, en el término municipal cacereño de Cañamero, ha empezado a desembalsar/HOY
Cancho del Fresno, en el término municipal cacereño de Cañamero, ha empezado a desembalsar / HOY

El de Cancho del Fresno, sobre el río Ruecas, ya suelta agua y en unas horas lo hará el de Villar del Rey

Celestino J. Vinagre
CELESTINO J. VINAGRE

Las tres semanas de lluvia continua propician ya los desembalses en la cuenca del Guadiana. Si en la del Tajo ya estaban soltando agua algunas presas (Jerte, Rosarito, por ejemplo), desde la semana pasada, ahora esta tendencia se traslada a la cuenca del río Guadiana. No se atisban a corto plazo desembalses en los cinco grandes pantanos de la provincia de Badajoz (La Serena, Orellana, Alange, Cijara y García de Sola) por su gran capacidad para albergar agua pero sí se producirá esa operación entre los medianos y pequeños. Es lo que ocurre con el de Cancho del Fresno, situado sobre el río Ruecas, en el término municipal cacereño de Cañamero, en la comarca de Las Villuercas. Está lleno,con 15 hectómetros cúbicos embalsados y con agua entrando de arroyos de la zona. Por ese motivo, en la mañana de este jueves empezó a verter agua por su labio superior.

En unas horas se podrá observar una imagen más sobresaliente porque empezará a aliviar agua un embalse de tamaño medio, el de Villar del Rey. Su capacidad máxima es de 131 hectómetros cúbicos y acumula ya 127, con lo que desde la propia CHG se ha indicado a HOY que su desembalse será inminente. La presa de Villar del Rey está sobre el río Zapatón en ese municipio pacense y de él se abastece la ciudad de Badajoz.

También lleva soltando agua desde hace unos días el pantano de Valuego (Jerez de los Caballeros) y el de Nogales. Este último, de 15 hm3 de capacidad máxima, alberga ya 12 hm3 y está saliendo agua por su aliviadero. Sus compuertas se pueden abrir en unos días si, como parece, la presa nogaleña alcanza su límite de líquido a embalsar