El 'caso Cabacas' acaba con el jefe de la Ertzaintza

El 'caso Cabacas' acaba con el jefe de la Ertzaintza

Jorge Aldekoa dimite con una carta de renuncia en la que asegura que la muerte del joven al recibir el impacto de una pelota de goma fue «injusta e inaceptable»

DAVID S. OLABARRI

El jefe de la Ertzaintza, Jorge Aldekoa, ha presentado esta tarde una carta de renuncia en el Departamento de Seguridad tras la sentencia del 'caso Cabacas'. La resolución judicial condenó a cuatro años de inhabilitación a uno de los mandos de la Policía autónoma que estaba al frente del operativo aquel 5 de abril de 2012, cuando una pelota de goma acabó con la vida del joven de Basauri, y se mostró muy crítica tanto con el despliegue policial como con la investigación interna abierta en el Cuerpo para tratar de identificar al agente que efectuó el disparo. La consejera Estefanía Beltrán de Heredia ha aceptado la dimisión del superintendente, que en su escrito alude a motivos y argumentos personales «tras una reflexión personal profunda» del fallo por la muerte de Cabacas.

En su misiva, según ha informado la consejería, Aldekoa señala que la sentencia «hace referencias explícitas a lo que considera errores, mala praxis, inacciones, etcétera que, a juicio del tribunal, se produjeron, y de los que, aunque no se responsabiliza directamente a nadie, sí interpelan claramente a la Organización de la Ertzaintza y del entonces Departamento de Interior».

Y es que el ya cesado jefe de la Ertzaintza era el máximo responsable de la comisaría de Deusto cuando se produjeron los hechos hace algo más de seis años al término de un partido de la Europa League en San Mamés entre el Athletic y el Schalke 04. Cabacas falleció en un callejón perpendicular a la calle María Díaz de Haro cuando fue alcanzado en la cabeza por una pelota de goma disparada por un agente.

Aldekoa había llegado a aquella Ertzain Etxea meses antes a la fecha del fallecimiento del joven. «Tiempo que aunque escaso, quise aprovechar para ir adaptando las respuestas de las y los ertzainas de esa unidad, especialmente en lo que tenía que ver con el orden público, a lo que se intuía como una nueva realidad que esta vez parecía iba a ser definitiva», explica en su carta de renuncia.

Y añade: «Desgraciadamente, lo acontecido aquel día dejó en evidencia que ninguno de los múltiples actores a los que, en sentido extenso, pudiera responsabilizarse de lo ocurrido, habíamos transitado suficientemente el camino del cambio, repitiéndose el 'ritual' de enfrentamiento al que estábamos acostumbrados. Esta vez, con el resultado de la injusta e inaceptable muerte de Iñigo Cabacas».

El exjefe de la Policía autónoma muestra su confianza en que su decisión sirva para trasladar a la ciudadanía «todos aquellos valores» por los que ha trabajado a lo largo de su carrera profesional. Beltrán de Heredia ha agradecido la labor desempeñada por Aldekoa desde que asumió el cargo, en diciembre de 2014. «Su aportación y la aportación del equipo que le ha acompañado en todo este tiempo ha sido fundamental para la implantación del Plan Estratégico de la Ertzaintza como herramienta de gestión de un modelo policial avanzado y ajustado a las necesidades actuales de la seguridad pública en Euskadi».