Premio para la cultura, la divulgación y la cooperación

Premio para la cultura, la divulgación y la cooperación

Ada Salas, el Festival de Mérida, María Jesús Almeida, la Sociedad Micológica, la UME y las Policías Locales recibieron las Medallas de Extremadura

Juan Soriano
JUAN SORIANO

Una de los aciertos del asentado formato del Día de Extremadura es cuando los niños y jóvenes toman el protagonismo. El primer aplauso fue para los pequeños que abrieron la entrega de las Medallas de Extremadura bajando por las gradas del Teatro Romano de Mérida ataviados con trajes regionales. Fue el preludio a una noche emocionante en la que hubo sitio para la reivindicación. Como la que hizo la periodista extremeña Ángeles Blanco, presentadora del acto junto a la también periodista Leticia Antúnez, cuando señaló que había pensado viajar a Mérida desde Madrid en tren.

La poetisa cacereña Ada Salas, primera en recibir el galardón, recordó sus viajes por la región con su padre y su juventud en la Facultad de Filosofía y Letras, cuando «éramos bastante más libres de lo que podemos ser ahora en nuestro país». También tuvo palabras para poetas y escritores desaparecidos, como Julián Rodríguez, Dulce Chacón, Santiago Castelo y Ángel Campos. «Gracias por reconocer este año en mi persona el trabajo de todos nosotros, los escritores», afirmó.

El director del Festival de Mérida, Jesús Cimarro, recogió el galardón al certamen teatral. Tuvo palabras para las miles de personas que han sumado su esfuerzo a «uno de los eventos culturales más importantes del país». También ensalzó el premio como un reconocimiento a la cultura, a las instituciones y al público. «Mérida es una cita ineludible para todos los que anhelan vivir una noche de verano en este teatro», apuntó.

«Gracias por reconocer en mi persona el trabajo de todos los escritores» Ada Salas, Poetisa

«Mérida es una cita ineludible para los que anhelan vivir una noche en este teatro» Jesús Cimarro, Festival de Mérida

«No hay democracia sin medios libres y profesionales que hacen el trabajo diario» María Jesús Almeida, Periodista

«Los hongos son los grandes olvidados de la protección de la naturaleza» Fernando Durán, Soc. Micológica

«Tranquilos, cuando crean que no les queda nada les quedará la UME» Miguel Alcañiz, UME

Rubén Muñoz Policías Locales «Ponemos en valor un servicio moderno, eficaz y cercano al ciudadano»

La periodista pacense María Jesús Almeida hizo en su emocionado discurso un alegato del periodismo. Histórica y veterana de la SER, pidió mejoras para una profesión poco valorada, mal remunerada y que cada vez concede menos tiempo para una labor de calidad, por lo que pidió una reflexión sobre la financiación. «No hay democracia sin medios libres y sin profesionales que hacen el trabajo diario», aseguró.

Fernando Durán, presidente de la Sociedad Micológica Extremeña, recalcó la labor de divulgación y de colaboración con las Administraciones de una entidad que nació en 1981 y que hoy cuenta con más de 300 socios. Pidió una regulación sobre la recogida de setas «para asegurar la conservación del recurso micológico», ya que afirmó que «los hongos son los grandes olvidados de la protección de la naturaleza en todo el mundo».

Uno de los momentos más emocionantes de la noche fue cuando el teniente general Miguel Alcañiz, jefe de la Unidad Militar de Emergencias, pidió un aplauso para los familiares de Alberto Guisado, quien falleció en el incendio que asoló la Sierra de Gata en 2012. «Estén tranquilos, cuando crean que no les queda nada todavía les quedará la UME», dijo al público. La unidad recibió el premio junto a las policías locales de Extremadura. El superintendente de Badajoz, Rubén Muñoz, ensalzó la labor diaria de «un servicio moderno, eficaz y cercano al ciudadano».